Tres recetas de mousse para sacar tu lado más suave

Sorprende a tus invitados con estas recetas de mousse tanto dulces como saladas que rompen con los clásicos.

¿A quién no le gusta una mousse suave, esponjosa y que se deshace en la boca? Seguro que has probado más de una y lo más probable es que haya sido de chocolate. Pues rompe con las normas y anímate a probar otros tipos de mousse que te dejarán con la boca abierta. Aquí te dejamos tres recetas de mousse dulces y saladas que quizás nunca se te hubieran ocurrido pero que se convertirás en imprescindibles en tus menús. Puedes empezar con la mousse de alcachofas, ideal para dipear , seguir con la mousse de salmón, elegante y fresca, y terminar con un postre para golosos como es la mousse de arándanos y chocolate blanco. Atento que te explicamos paso a paso cómo elaborar estar tres recetas de mousse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mousse de arándanos y chocolate blanco

Plató Hearst

Coste aproximado:4 €. Calorías por ración: 280. Tiempo: 20-40 minutos Dificultad: fácil

Ingredientes (para 4 personas): 100 g de arándanos, 100 g de azúcar, 100 g de chocolate blanco, 2 dl nata líquida, hojas de menta, frutos rojos.

Paso 1

Plató Hearst

Poner un cazo al fuego con los arándanos, el azúcar y el agua;
dejar a fuego suave unos 20 minutos. Retirar, dejar templar y pasar por un pasapurés. Reservar.

Paso 2

Plató Hearst

Poner la nata en un bol y batir con varillas hasta que quede montada. Mezclar con movimientos suaves y envolventes la nata con el puré de arándanos. Derretir el chocolate
blanco al baño María.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Paso 3

Plató Hearst

Cuando el chocolate pierda temperatura, mezclar con los arándanos y la nata mediante movimientos suaves y envolventes. Poner la mezcla en una manga pastelera y dejar en la nevera 30 minutos antes de servir. Decorar con frutos rojos y hojas de menta.

Mousse de alcachofas y gambas

Plató Hearst

Coste aproximado:4 €. Calorías por ración: 250. Tiempo: 20-40 minutos Dificultad: fácil

Ingredientes (para 4 personas): 250 g de gambas frescas, medio k de alcachofas, 4 huevos, 2 dl nata, cebollino, sal, harina, pimienta

Paso 1

Plató Hearst

Lavar las alcachofas, quitarles las hojas duras y las puntas y cortar en cuatro trozos. Poner una cazuela con abundante agua al fuego y cocer las alcachofas quince minutos.

Paso 2

Plató Hearst

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una vez cocidas, reservar cuatro alcachofas y triturar con la batidora los corazones junto con las gambas, la nata, sal y pimienta. Montar las claras a punto de nieve y añadirlas a la mezcla de alcachofas y gambas.


Paso 3

Plató Hearst

Meter en el horno durante tres minutos a la máxima potencia y otros tres a la potencia media. Poner una sartén con aceite al fuego. Abrir las hojas de las alcachofas reservadas. Rebozar con harina y freír en la sartén hasta que cojan color. Servir acompañando la mousse con la alcachofa frita.

Mousse de salmón

Plató Hearst

Coste aproximado:10 €. Calorías por ración: 290. Tiempo: 20-40 minutos Dificultad: fácil

Ingredientes (para 4 personas): 500 g de salmón, 200 g requesón, medio litro de caldo de pescado, 2 dl nata, 5 láminas de gelatina neutra, huevas de salmón, huevas de mujol, pimienta negra molida, sal

Paso 1

Plató Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Poner una cazuela al fuego con el caldo de pescado. Cuando hierva, incorporar el salmón. Tapar y cocer a fuego lento 10 minutos. Sacar el salmón y picarlo reservando el caldo. Rociar con el zumo de limón. Reservar. Remojar las hojas de gelatina en agua fría. Poner en el vaso de la batidora el salmón, el requesón y la nata. Salpimentar y triturar hasta que quede un puré.

Paso 2

Plató Hearst


Poner a hervir en un cazo el caldo reservado y desleír en él la gelatina escurrida. Dejar que se temple y añadir al puré de salmón. Comprobar la sazón y rectificar si fuera necesario. Forrar un molde alargado con papel de aluminio y echar la mezcla.

Paso 3

Plató Hearst

Meter en el frigorífico y dejar que cuaje unas 4-5 horas. Desmoldarlo en el momento de servir y presentarlo con huevas de salmón y mújol.


Publicidad - Sigue leyendo debajo