Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Pasteles de berenjena, pure de patata y carne

Daun toque exótico a tus platos con los sabores del mundo que te proponemos. Precio: 8 €. Calorías: 260. Dificultad: baja. Tiempo: 30-40 m

Daun toque exótico a tus platos con los sabores del mundo que te proponemos. Precio: 8 €. Calorías: 260. Dificultad: baja. Tiempo: 30-40 m

1 de 4
Pasteles de berenjenas, puré de patas y carne

Ingredientes (4 personas)

•2 berenjenas
•400 g de carne picada de ternera
•2 ajos
•3 dl de leche
•30 g de mantequilla
•1 dl de salsa de
tomate
•1 pimiento amarillo
•1 pimiento rojo
•1 pimiento verde
•sal y pimienta
•puré de patatas
en polvo
•aceite de oliva
virgen extra
•1 vaso de vino blanco

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Paso 1

Poner un cazo al fuego con la leche. Añadir el puré en polvo, siguiendo las instrucciones del fabricante, sal y pimienta. Debe quedar un puré denso. Ya fuera del fuego, añadir la mantequilla y remover hasta disolver y conseguir una mezcla homogénea.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 2

Pelar y picar el ajo. Picar los pimientos. Poner una sartén al fuego con cuatro cucharadas de aceite de oliva. Añadir el ajo, los pimientos y la carne picada y mantener a fuego medio seis minutos hasta que la carne esté bien cocida. Agregar el vino blanco y la salsa de tomate y dejar que se evapore y concentre la salsa. Añadir sal y pimienta. Retirar y reservar.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Paso 3

Lavar y cortar la berenjena en rodajas finas. Salar y dejar que suelten sus jugos 30 minutos. Lavar y secar la berenjena y pintar con un poco de aceite de oliva. Poner una barbacoa al fuego con las rodajas de berenjena y asar tres minutos.
Montar el plato poniendo una rodaja de berenjena, una capa de puré y una capa de carne. Terminar con una rodaja de berenjena.

Para saber más...

Los "antipasti"

Lo que aquí conocemos como aperitivos antes del primer plato, en Italia reciben el nombre de “antipasti”. Estos pastelitos de berenjena y carne  son un claro ejemplo, pero lo más común son los entrantes fríos como aceitunas, bresaola, jamón, salami o pepinillos, incluso a veces mezclado con fruta.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo