Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Chuletas de Sajonia con salsa de albaricoques

Un plato de chuletas de Sajonia con un toque especial, una deliciosa salsa de albaricoques. Precio por persona: 3,5 €. Calorías: 800. Dificultad: baja. Tiempo: 40-60 m.

Un plato de chuletas de Sajonia con un toque especial, una deliciosa salsa de albaricoques. Precio por persona: 3,5 €. Calorías: 800. Dificultad: baja. Tiempo: 40-60 m.

1 de 4
Chuletas de Sajonia con salsa de albaricoques

Ingredientes
(4 personas)

•600 g de chuletas de lomo de Sajonia
•6 albaricoques
•1 cebolla
•2 dl de caldo de carne
•mantequilla
•nuez moscada
•3 patatas
•sal y pimienta
•aceite de oliva
•agua

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
PASO 1

1.- Pelar y picar la cebolla. Pelar y picar tres albaricoques. Poner una sartén al fuego con dos cucharadas de aceite de oliva y la cebolla picada. Mantener al fuego hasta que la cebolla empiece a coger color. Añadir los albaricoques, remover un minuto y añadir el caldo de carne. Mantener a fuego medio diez minutos, retirar, pasar por la batidora  y reservar.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
PASO 2

2.- Pelar y cortar en gajos los tres albaricoques restantes. Poner una sartén al fuego con 10 g de mantequilla y saltear los albaricoques cortados a fuego fuerte durante tres minutos. Poner una parrilla al fuego. Pintar las chuletas con aceite de oliva. Poner en la parrilla cuando esté caliente y asar por ambos lados 2-3 minutos. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
PASO 3

3.- Pelar y cortar las patatas en trozos. Poner un cazo con las patatas al fuego. Cubrirlas con agua y dejar cocer 20 minutos. Escurrir el agua, añadir 20 g de mantequilla, un poco de sal, pimienta y de nuez moscada. Aplastar con un tenedor hasta formar un puré. Servir el lomo de Sajonia con la salsa de albaricoques, los gajos de albaricoques y el puré de patata. 

¿Sabías que? SI NO TIENES ALBARICOQUES, puedes sustituirlos por otras frutas. A este plato le irá muy bien por ejemplo la manzana, la piña natural o incluso el melocotón en almíbar.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Platos únicos