Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

La dieta disociada: separar y no mezclar

Te contamos las claves para seguir una dieta sana y equilibrada.

Da buenos y rápidos resultados. Objetivo: no juntar en la misma comida hidratos y proteínas.

1 de 10
Las claves de la dieta

Da buenos y rápidos resultados. Objetivo: no juntar en la misma comida hidratos y proteínas.

Características de esta dieta

-Separar en una misma comida proteínas de hidratos es sencillo.

-No hay que controlar las calorías ni pesar los alimentos, por lo que es ideal para personas ansiosas o que no toleran las restricciones.

-Se mejora mucho la digestión al no mezclar productos cuyo PH es diferente.

-Permite incorporar a la dieta la fruta ocasionalmente, siempre al final, aunque es preferible fuera de las comidas.

-Se pueden variar mucho los menús.

...y un inconveniente

No son adecuadas para vegetarianos estrictos ya que, al no combinar legumbres con cereales, se pierden aminoácidos esenciales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Tiene muchos adeptos

La dieta clásica entre las clásicas promueve la teoría de que los alimentos, según su categoría, no se pueden juntar porque cada uno requiere de un ph diferente en el estómago para ser digeridos convenientemente. De este modo, los nutrientes se asimilan debidamente. Tiene muchos adeptos porque se pierde peso rápidamente. Y está muy extendida entre las celebrities, como la actriz Kate Winslet, siempre muy pendiente de su peso y madre de tres hijos que le han hecho variar mucho de silueta.

LA CLAVE. No tomar nunca en la misma comida hidratos de carbono (arroz, maíz, pasta, patatas, pan, boniatos, tapioca o cualquier otro cereal) con proteínas (carne, pescado, huevos, queso, leche, gluten o seitán, tofu, soja, levadura de cerveza, lentejas, garbanzos o cualquier tipo de legumbre).

LA FRUTA. Como norma, ha de comerse siempre fuera de la comida. Sólo la manzana y la pera se consideran neutras y se tolera que, de vez en cuando, se tomen a modo de postre, después. Si se hace así, lo suyo es no mezclar frutas dulces con frutas ácidas. Los alimentos grasos, como los yogures y los frutos secos, se pueden mezclar. Siguiéndola una semana se pueden perder cinco kilos. Pero eso puede causar problemas de debilidad a medio plazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
El menú de la semana: Lunes

Es variado y no aburre. Sólo se requiere no combinar proteínas con hidratos y preferiblemente comer la fruta fuera de las comidas.

Desayuno

1 taza de café descafeinado y leche desnatada. 1 tostada de pan integral con miel.

Media mañana

Mandarina grande o dos pequeñas.

Comida

1 plato de guiso de lentejas light (sin carne).

Media tarde

5 almendras y yogur desnatado.

Cena

Pescado gratinado, tortilla de espinacas ligth (con aceite en aerosol). Una manzana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
El menú de la semana: Martes

Desayuno

1 taza de café descafeinado y leche desnatada. 2 galletas de arroz con dulce light.

Media mañana

2 rodajas de sandía.

Comida

1 porción de ensalada de arroz integral con zanahoria rallada.

Media tarde

Yogur desnatado con 5 nueces. 1 porción de queso bajo en grasas.

Cena

Carne a la parrilla con ensalada de lechuga, cebolla y tomate. 1 pera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
El menú de la semana: Miércoles

Desayuno

1 taza de café descafeinado y leche desnatada. 2 tostadas de pan integral con dulce light.

Media mañana

2 rodajas de melón.

Comida

1 porción de panaché de verduras condimentado con aceite de oliva.

Media tarde

Yogur desnatado con 5 almendras.

Cena

1 porción de pollo sin piel con croquetas de zanahorias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
El menú de la semana: Jueves

Desayuno

1 taza de café descafeinado y leche desnatada. 1 tostada de pan integral con miel.

Media mañana

1 manzana.

Comida

Pasta integral.

Media tarde

2 porciones de queso bajo en grasas.

Cena

Pavo a la plancha con ensalada de brotes verdes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
El menú de la semana: Viernes

Desayuno

1 taza de café descafeinado y leche desnatada. 2 galletas de arroz con dulce light.

Media mañana

1 naranja.

Comida

1 porción de garbanzos regados con aceite de oliva.

Media tarde

5 almendras y yogur desnatado.

Cena

Croquetas vegetales y 1 porción de ternera a la plancha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
El menú de la semana: Sábado

Desayuno

1 taza de café descafeinado y leche desnatada. 1 tostada de pan integral con miel.

Media mañana

2 rodajas de sandía.

Comida

1 plato de guiso de lentejas light (sin carne).

Media tarde

Yogur desnatado con 5 nueces

Cena

Pescado gratinado con ensalada de espinacas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
El menú de la semana: Domingo

Desayuno

1 taza de café descafeinado y leche desnatada. 2 tostadas de pan integral con dulce light.

Media mañana

1 pera.

Comida

Arroz integral y tortilla a la francesa.

Media tarde

Dos porciones de queso bajo en sal.

Cena

Pasta integral con verdura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Alimento estrella: El yogur

Es el producto comodín porque se puede comer con todo, sin tener cuidado de la categoría de alimentos con que se mezcla. Se obtiene de la fermentación bacteriana de la leche y tiene enormes propiedades contra las infecciones. Es además, muy nutritivo. El yogur desnatado es una deliciosa manera de tomar yogur pero con un 0% de materia grasa por lo que su aporte energético (calorías) también es menor respecto a un yogur entero sin variar el resto de propiedades nutritivas y beneficiosas de este producto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo