Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

El lunes cocido y el martes y el miércoles...

¿Hay algo más apetecible en estos días que un buen cocido? Te contamos todos los pasos y variantes que hay del cocido para que tú y los tuyos disfrutéis del guiso más completo de la cocina española. ¿Te vas a resistir?

¿Hay algo más apetecible en estos días que un buen cocido? Te contamos todos los pasos y variantes que hay del cocido para que tú y los tuyos disfrutéis del guiso más completo de la cocina española. ¿Te vas a resistir?

1 de 10
Un guiso, tres platos

¿Te apetece una sopa, unos garbanzos con verduras y un buen plato de carne?

El cocido es una receta tradicional en la que se elaboran a la vez estos tres platos.

El orden en el que se sirve cada alimento varía según la región en la que lo vayas a degustar.

En España tenemos muchos tipos de cocido: el maragato, cocido madrileño, andaluz, gallego, murciano, montañés, la escudella, la olla podrida...

El cocido es una receta muy completa y potente que se elabora a base de legumbres, carnes, verduras, hortalizas y embutidos, pero dependiendo del tipo de cocido se utilizan diferentes ingredientes.

Te contamos las distintas variantes que hay entre los cocidos.

Para que vayas abriendo boca, toma nota de la receta del cocido madrileño en la revista Aptc de El Corte Inglés.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
¿Ternera o cerdo? Mejor un poco de todo

Las carnes y embutidos que se utilizan para el cocido pueden variar dependiendo del tipo de cocido que quieras elaborar.

Estos son los ingredientes cárnicos que llevan algunos de los cocidos:

Andaluz
Pechuga de pollo, carne cerdo o ternera, hueso de costilla de cerdo salada, chorizo, morcilla de cebolla, hueso de jamón y tocino fresco.

Madrileño
Morcillo de ternera, hueso de caña, pollo, punta jamón, tocino, chorizo y morcilla de arroz.

Gallego
Lenguas de cerdo saladas, cachucha entera (cabeza de cerdo abierta, limpia y ahumada), jarrete de ternera gallega, unto (tocino rancio), chorizo, oreja de cerdo salada, lacón y rabo de cerdo salado.

Murciano
Un codillo de ternera, pava, chorizo y tocino.

Maragato
Vaca, lacón, patas y oreja de cerdo, cecina, cordero, cabra y tocino y chorizo.

Las carnes para el cocido madrileño se pueden adquirir por separado siempre que sean de primera calidad o en bandejas, como las que ofrece 'Incova', la forma más rápida de disponer de todo lo necesario para este delicioso plato.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
A fuego lento... o también el olla rápida

Lo más tradicional es poner a cocer en una cazuela la carne con agua fría y a medida que vaya llegando a ebullición hay que ir quitando la espuma que se forma por encima del caldo.

Pero en el caso de tener mucha prisa se puede preparar en olla exprés, que en la mitad de tiempo puedes degustar esta deliciosa receta.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Sobre todo garbanzos, pero también alubias

Los garbanzos son básicamente el ingrediente común en todos los cocidos aunque también hay variantes: en el cocido montañés, típico de Cantabria, se utilizan alubias blancas y en la olla podrida, receta tradicional de Burgos, alubias rojas, que sustituyen a los garbanzos.

La base de la preparación es la misma, cocer en agua diferentes tipos de carne y embutidos junto con hortalizas y la legumbre que lleve cada cocido, esperar un par de horas y... ¡delicioso!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Pelota, bola, pringa...

Otro de los ingredientes característicos del cocido es la bola o pelota, pero la composición de ésta también varía dependiendo de la provincia donde se elabore.

En el cocido madrileño, la bola se prepara con miga de pan del día anterior: tocino, chorizo, huevo, caldo del cocido y cebollino.

En la escudella, que es el cocido catalán, los ingredientes son carne picada, huevo, ajos, perejil, pan rallado, harina, sal y pimienta.

El cocido andaluz no lleva bola, a cambio toman la pringá untada en pan. Ésta se elabora machacando con un tenedor la carne y el embutido, un poco de tocino fresco cocido y unos garbanzos. Para que sea un poco más saludable se puede sustituir el tocino por aceite de oliva virgen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
De lo bueno, lo mejor

Para que el cocido tenga realmente éxito los garbanzos deben quedar muy tiernos pero no deshechos. Un truco es regar de vez en cuando con agua fría mientras cuecen.

Además, también es importante elegir los mejores ingredientes. Con unos garbanzos lechosos y los ajos morados de El Corte Inglés seguro que consigues que te quede en su punto.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
No sólo con repollo

El repollo rehogado es la verdura que se sirve entre otros en el cocido madrileño; en el cocido gallego existen dos variantes con repollo o con grelos. Mientras que en el andaluz el cocido se prepara con judías verdes, y en el montañés con berza.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Una sopa calentita ¡qué buena!

En lo que sí coinciden todos los cocidos es que con el caldo se prepara una sopa de fideos. Lo que sí varía es el sabor de esta sopa dependiendo del cocido elaborado ya que, al llevar distintos ingredientes, el caldo adquiere diferente gusto. 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
De primero o último

También cambia la posición en la que se sirve la sopa. Mientras que en casi todos los cocidos ésta se sirve como primer plato, en el maragato es el último, después de la carne y los garbanzos.

Añadir una ramita de hierbabuena en la sopa es típico del cocido andaluz, al que también se pueden añadir trocitos de pollo y huevo duro picado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
'Coto de Imaz' el mejor maridaje

Lo mejor para degustar un buen cocido es hacerlo acompañado de un buen vino como el Rioja "Coto de Imaz". Un reserva agradable y equilibrado, perfecto para acompañar guisos, aunque también marida muy bien con risottos y quesos curados.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo