Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Delicias de Extremadura en tu mesa

Productos ibéricos, el mejor pimentón, deliciosa torta del Casar... sin olvidarnos del buen aceite y de los buenos vinos son algunos de los productos extemeños de máxima calidad con los que podrás deleitar a tus invitados en cualquier momento. Te contamos algunas recetas de su sencilla pero contundente gastronomía.

Productos ibéricos, el mejor pimentón, deliciosa torta del Casar... sin olvidarnos del buen aceite y de los buenos vinos son algunos de los productos extemeños de máxima calidad con los que podrás deleitar a tus invitados en cualquier momento. Te contamos algunas recetas de su sencilla pero contundente gastronomía.

1 de 8
Riqueza gastronómica

Te invitamos a un viaje gastronómico por una de las regiones que mejor han sabido mantener las tradiciones, Extremadura, una preciosa comunidad autónoma que discurre entre el río Tajo y el Guadiana.

En ella puedes disfrutar de impresionantes paisajes en los que se esconden delicias como las exquisitas cerezas en el Valle del Jerte, los mejores pimentos del mundo en el Valle de la Vera, el jamón ibérico, las migas, calderetas, zorogollos, cuchifritos y no nos olvidemos de sus mantecados, perrunillas, repápalos de leche...

Descubre sus productos y toma nota del menú que te proponemos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Embutidos de Extremadura

Una de las grandes riquezas de la gastronomía extemeña son los productos ibéricos, con una cantidad de embutidos de máxima calidad, entre los que podrás encontrar chorizo, salchichón, lomo y jamón, algunos de éstos aderezados con el sabor inconfundible del pimentón de la Vera.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Torta del Casar

En El Casar (Cáceres) encontramos una joya gastronómica, la Torta del Casar, un delicioso queso elaborado con leche de oveja, madurado durante dos meses, que hace las delicias de propios y extraños por su sabor y textura cremosa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Restaurante Atrio

Y si de joyas hablamos no podemos obviar el Restaurante Hotel Atrio, que podrás encontrar en el casco antiguo de la ciudad de Cáceres. Con dos estrellas Michelín es uno de los mejores lugares para visitar, descansar y degustar una cocina con sabores únicos y auténticos en un escenario de ensueño. Criadillas de tierra, pasta y hongos, navaja con loncheja ibérica, manita de cerdo, ostra tibia... entre otras delicias.

No son de estrella Michelín pero no por ello menos deliciosas las sencillas recetas típicas de la región que te mostramos a continuación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Zorongollo y jamón de bellota

Ingredientes: 1 pimento rojo, 1 cebolla, 1 rama de ajo tierno, sal en escamas, aceite de oliva y pimienta.

Elaboración: Asar el pimiento a 200º hasta que esté tierno, de 35 a 40 minutos. Dejar enfriar, quitar la piel y cortar en tiras muy finas. A parte cortar la cebolla en juliana fina y el ajete en rodajitas, freír hasta que estén crujientes pero no quemado.

Sobre una rodaja de pan -o en cucharita de aperitivo- enroscar unas tiras de pimiento aliñado con aceite de oliva, sal y pimienta. Coronar con el sofrito de cebolla y ajete. Servir la lado jamón de bellota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Gazpacho de trigueros

Ingredientes: 1 manojo de espárragos trigueros, 2 huevos duros, 2 rebanadas de pan, 2 dientes de ajo, 1 l de agua, aceite de oliva virge, vinagre, sal y pimienta.

Elaboración: Pelar los ajos y freírlos en 50 ml. de aceite de oliva, retirarlos y echar los espárragos lavados y troceados, dejar freír durante cinco minutos, sacar y escurrir sobre papel absorbente y freír en ese aceite el pan.

Pelar los huevos duros y separar las claras de las yemas. Apartar las puntas de los espárragos y batir en un robot el resto de los espárragos junto con los ajos y las yemas de los huevos sin que quede una pasta, debe tener tropezones.

Añadir el agua, el vinagre y un chorro de aceite de oliva. Rectificar de sal y servir junto con las puntas de los espárragos, las claras de huevo picadas y el pan frito.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Escabeche de trucha del Jerte

Ingredientes: 4 truchas sin piel ni espinas, 1 huevo, 100 gr. de harina, 250 ml. de aceite de oliva, 1 cebolla, 2 zanahorias, 2 hojas de laurel, 1 cucharadita de bayas de enebro o en su defecto granos de pimienta, 3 dientes de ajo, 150 ml. de vinagre blanco, 100 ml de agua, 4 ramitas de hierbas frescas (tomillo, romero...) y sal.

Elaboración: Condimentar con un poco de sal las truchas y pasarlas por el huevo ligeramente batido, luego por harina y después freír en una sartén con aceite. Cuando estén doradas por ambos lados sacar y escurrir sobre papel absorbente. Reservar.

A parte pelar la cebolla, los ajos y la zanahoria, cortar en rodajitas y sofreír en una cazuela con unos 250 ml de aceite, hasta que estén tiernos (unos 8-10 minutos), añadir el vinagre, el agua, los granos de enebro o de pimienta, el laurel y las hierbas, dejar cocer unos 4 minutos más y verter en caliente sobre las truchas rebozadas y dejar enfriar.

Servir con patatas al vapor cortadas en rodajas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Buñuelos con crema

Ingredientes: 4 huevos, 200 gr. de agua, 80 gr. de mantequilla, 1 pizca de sal, 120 gr. de harina. Para la crema: 500 ml. de leche, 1 rama fina de canela, 4 yemas de huevo, 60 gr. de azúcar, 45 gr. de maicena.

Elaboración: Para los buñuelos poner en un cazo el agua, la mantequilla cortada a trocitos y la pizca de sal. Llevar al fuego y cuando comience a hervir echar la harina removiendo hasta que la masa se despegue de las paredes. Retirar y dejar entibiar. Ir añadiendo los huevos uno a uno, batiendo antes de cada incorporación. Dejar enfriar la masa.

Para la crema poner en la leche con la rama de canela en un cazo y llevar al fuego. Por otro lado batir las yemas con el azúcar y la maicena. Cuando la leche esté a punto de hervir, echar la mitad con un colador sobre el batido de yemas, removiendo bien para homogeneizar y acabar de verter el resto de la leche. Llevar al fuego la mezcla resultante y continuar mezclando hasta que la crema se espese. Retirar del fuego, cubrir con papel film y dejar enfriar por completo.

Una vez la masa de los buñuelos esté fría calentar una sartén con abundante aceite de oliva, poner la masa en una manga pastelera sin boquilla o con una grande y lisa incorporar al aceite pequeñas raciones de la masa, que iremos sacando según se vayabn dorando.

Poner la crema pastelera en otra manga, hacer un pequeño corte en cada buñuelo y rellenarlos. Esparcir azúcar por encima y servir.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo