Tiempo de cerezas

Uno de los mayores placeres de la primavera para la vista sin duda es ver florecer los cerezos y cuando después recoges el fruto el placer es para el gusto. Su color, olor y por supuesto el sabor hacen de las cerezas un fruto irresistible.

image

Uno de los mayores placeres de la primavera para la vista sin duda es ver florecer los cerezos y cuando después recoges el fruto el placer es para el gusto. Su color, olor y por supuesto el sabor hacen de las cerezas un fruto irresistible.

1 de 5
Un auténtico placer

Si el comienzo de la primavera los cerezos nos brindan su mayor esplendor en flor, al final de la misma llega la mejor recompensa, el fruto.

Frescas, dulces y jugosas... así son las cerezas, una delicia a la que no te podrás resistir. Sólo tienes que lavarlas para disfrutar de su delicado sabor, aunque también puedes preparar los más exquisitos postres.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Superfruta

Las cerezas están consideradas como 'superfrutas' por su gran aporte en vitaminas, minerales, ácido fólico y antioxidantes. Además, contienen melatonina, que regula el ritmo cardiaco y los ciclos del sueño, una verdadera fuente de salud natural a tu alcance.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Bavarois de cerezas

Si solas son un placer, prueba a elaborar postres tan deliciosos como esta bavarois. Toma nota de la receta.

Ingredientes: 1/2 k de cerezas sin hueso, 250 g de nata montada, 1/2 l de leche, 125 g de azúcar, 3 yemas de huevo, 10 g de gelatina en láminas.

Para la decoración: 300 g de cerezas sin hueso, 300 ml de agua, 150 g de azúcar, 2 cucharadas de ron blanco.

Elaboración: Cocer el agua el azúcar y el ron durante unos minutos. Apartar y dejar enfriar, una vez fría añadir las cerezas y dejar macerar durante dos horas. Trascurrido el tiempo triturar las cerezas hasta conseguir una pulpa.

Por otro lado, poner en un bol las láminas de gelatina cubiertas de agua fría.

Mezclar las yemas con el azúcar, poner a calentar la leche y cuando esté tibia incorporar la mezcla de yemas y azúcar, y dejar cocer a fuego lento hasta que espese, añadir las láminas de gelatina ya hidratadas y la pulpa de las cerezas, apartar y dejar enfriar, cuando esté completamente frío mezclar con la nata montada hasta que quede homogéneo.

Verter en un molde de tarta y dejar enfriar hasta que cuaje. Desmoldar y coronar con el resto de cerezas maceradas y escurridas de almíbar. Servir bien frío.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Sopa de cerezas con isla de helado de nata

Si la bavarois te ha parecido deliciosa, no te pierdas esta sopa de cerezas con helado de nata.

Ingredienetes: 100 g de cerezas, media cucharada de maicena, media taza de agua fría, 1 cucharada de azúcar, 2 cucharadas de zumo de limón, 1 bola de helado de nata.

Elaboración: En un bol mezclar la maicena con el agua y ponerla a hervir en una sartén, añadir las cerezas sin hueso y remover constantemente, añadir el azúcar el zumo de limón y mantener al fuego cinco minutos. Pasado ese tiempo retirar y dejar enfriar, servir en vasos y añadir unas cerezas sin hueso y una bola de helado de nata.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Cerezas en conserva

Para mantener las cerezas en buen estado, te recomendamos que extiendas un paño de cocina sobre el frutero o bandeja, y que las pongas encima tapadas con otro paño. Sin humedad, te durarán más y se mantendrán tersas.

Y si lo que quieres es poder consumirlas en cualquier época del año puedes elaborar una conserva en almíbar o al natural.

Cerezas en almíbar

Quitar los rabos y escaldar en agua a punto de hervir (87 grados), retirarlas y seguidamente sumergirlas en agua fría para que se endurezcan, dejar escurrir sobre un tamiz y envasarlas en tarros dejando libre unos 2 cm del borde del tarro y terminar de rellenarlo con el almíbar hirviendo, se ponen las tapas y se esterilizan al baño maría durante 20 o 30 minutos dependiendo si los tarros son de 1/2 litro o de 1 litro.

Cerezas al natural

Lavar las cerezas y quitar los rabos meterlas en tarros hasta 2 cm. del borde, poner las tapas y poner al baño maría durante 30 minutos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo