Queso azul, una auténtica delicatessen

De textura suave, untuosos y con un sabor muy personal... así son los quesos de los montes de León y de Asturias: Cabrales, Azul con hojas, Valdeón, y la Peral. Te invitamos a conocerlos y prepararte deliciosas recetas.

image

De textura suave, untuosos y con un sabor muy personal... así son los quesos de los montes de León y de Asturias: Cabrales, Azul con hojas, Valdeón, y la Peral. Te invitamos a conocerlos y prepararte deliciosas recetas.

1 de 6
De nuestra tierra

Dentro de los quesos azules cada uno tiene sus propias características pero todos ellos comparten algunas: están salpicados de motas azul-verdoso, su olor es intenso y su sabor es fuerte con tendencia a un retrogusto persistente ligeramente salado y picante.

En España se elaboran una gran variedad de quesos azules y entre ellos encontramos cuatro con señas de identidad propias: el queso leonés IGP Valdeón y los asturianos D.O. Cabrales, Azul con hojas y La Peral.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Con persolalidad propia

Los cuatro quesos que os proponemos están elaborados de manera tradicional por queserías artesanas. Estos quesos se tornan azules en las mejores condiciones de luz y húmedas en las que puede habitar un hongo, el "penicilium", básico para la proliferación de las motas azules verdosas o grisáceas que otorgan a estos quesos su auténtica personalidad.

Los puedes tomar en tostas o fundidos en forma de cremas o salsas. ¡Deliciosos!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Con fuerte sabor

El queso D.O. Cabrales está elaborado con leche de vaca, cabra y oveja. Su maduración es de 3 a 5 meses en cuevas de los Picos de Europa y las piezas pesan de 2 a 5 kilos, de pasta semiblanda. Tiene un penetrante olor, una textura untuosa, de sabor fuerte y con un final picante.

En las cuevas de los Picos de Europa también se curan los quesos de hoja azul que están elaborado con leche de vaca pasteurizada y no presentan apenas corteza ya que resultan igual de blandos y cremosos que en el interior. Resultan ideales para untar o para salsas.

El queso azul La Peral cuando es joven resulta un queso semiazul, de sabor delicado y con un gran bouquet. Al ir pasando los días, este queso completa su transformación en un queso azul, adquiriendo toda su personalidad, ligeramente picante, pero sin perder nada de su untuosidad y bouquet.

El Queso de Valdeón es semejante al queso de Cabrales, aunque con algunas diferencias, puede estar elaborado con leche de vaca o con mezcla de oveja y/o cabra. Su olor resulta ligeramente ácido o láctico, a moho, persistente e intenso y su sabor es fuerte y picante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Maridajes

Estos quesos azules combinan perfectamente con cerveza y sidra, aunque también resultan deliciosos con vinos dulces, afrutados y suaves, que maticen su potencia e intensidad aromática pero sin restar nada de sabor. Toma nota de nuestras propuestas.

El queso con D.O. Cabrales es de color blanco marfil con vetas azul verdosas, su aroma es intenso, la consistencia es untuosa y compacta y el sabor levemente picante y persistente. Marida perfectamente con una sidra como la natural asturiana Cortina. La botella de 70 cl. cuesta 1,74 €.

El Queso azul con hojas tiene una corteza rugosa e irregular, es de color amarillo pálido con motas azules. Su sabor es fuerte, mantecoso y algo picante. Marídalo con un vino dulce como un Oporto, excelente resulta el Oporto Pousada. La botella de 75 cl. cuesta 5,95 €.

El queso azul La Peral tiene un color blanco pajizo con manchas azuladas. Su aroma es intenso y peculiar, su consistencia, untuosa con distinta cohesión, y su sabor algo picante y salado. Acompáñalo de un Pedro Ximénez, 75 cl. 10,95€.

IGP Valdeón es un queso amarillo pálido con vetas azul verdosas con un olor de intensidad alta, una textura untuosa y fundente y un sabor láctico y persistente. Puedes maridarlo con un vino blanco como el Somontano Enate 75 cl. 9,99 €.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Croquetas de queso azul

Solos, en tostas o en cremas son una delicia pero prueba a tomar el queso azul en croquetas... te chuparás los dedos.

Ingredientes: 180 gr. de harina, 150 gr. de queso azul, 800 ml de leche, 100 gr. de mantequilla, 50 gr. de aceite de oliva, 100 gr. de cebolla, sal, pimienta y nuez moscada. Para rebozar: pan rallado y huevo.

Elaboración: En una sartén poner el aceite y la mantequilla y sofreir a fuego suave la cebolla picada, incorporar la harina y dejar hasta que esté tostada, removiendo para evitar que se formen grumos. Incorporar la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal sin dejar de mover, añadir el queso  en pequeños trozos y seguir moviendo hasta que se funda y se  integre en la bechamel.

Cuando la masa se despega de las paredes de la sartén ya está hecha la masa de las croquetas. Reservar para que se enfríe la masa, una vez bien fría se les da forma, se pasan por huevo batido y pan rallado y se fríen en abundante aceite de oliva muy caliente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Salsa de queso azul

Otra forma deliciosa de tomar queso azul es preparar una salsa que puedes servir con carnes rojas o con crudités: zanahoria y pepino en tiras pero también endivias o hojas de lechuga variada.

Si la salsa es para carne puedes prepararla con 100 gr. de queso azul y 200 ml de nata para cocinar. Poner en un cazo la nata, y antes de que empiece a hervir, se añade el queso, apartar del fuego y remover hasta que el queso quede fundido y se haya emulsionado con la nata. Espolvorear con perejil.

Esta salsa es perfecta para acompañar un solomillo, entrecot o chuletón, pero también resulta deliciosa para gratinar unos canelones.

Para la salsa de las crudités, la forma más sencilla y deliciosa de hacerla es batir mayonesa, casera o de bote con 100 gr. de queso azul. ¡Rica, rica!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo