Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Mandarinas y naranjas, que no falten en tu dieta

¿Quieres pasar un invierno sin resfriados? La solución es muy sencilla, solo tienes que incorporar a tu dieta naranjas y mandarinas, la mejor fruta de invierno. Una delicicia que puedes tomar de mil formas diferentes. Te contamos sus beneficios y te damos algunas recetas para que sorprendas a tu familia y a tu paladar.

¿Quieres pasar un invierno sin resfriados? La solución es muy sencilla, solo tienes que incorporar a tu dieta naranjas y mandarinas, la mejor fruta de invierno. Una delicicia que puedes tomar de mil formas diferentes. Te contamos sus beneficios y te damos algunas recetas para que sorprendas a tu familia y a tu paladar.

1 de 5
Lo mejor el sabor

¿Sabías que consumir una naranja o un vaso de zumo al día cubre prácticamente el 100% de las necesidades de vitamina C?No hay nada más sencillo para conseguir que tu organismo se refuerce. Pero además de ser una fruta muy rica en vitamina C, la naranja contiene flavonoides y betacarotenos, que tienen una función antioxidante y son muy beneficiosos para la salud cardiovascular. Lo mejor es que están buenísimas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
¿Naranjas o mandarinas?

Para saber que estás comprando una fruta jugosa, con mucho zumo y sabor te debes fijar en su peso respecto a su tamaño, aunque la norma es que las grandes se usen para comer y las más pequeñas para zumo.

Las mandarinas también son una fuente de vitamina C y antioxidantes aunque en menor cantidad que en la naranja pero al ser una fruta muy fácil de pelar y sus gajos pequeños se facilita poder tomarlas en casa, la oficina o como merienda de los niños en el recreo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Exquisito ingrediente

Las naranjas y las mandarinas también son un ingrediente ideal en muchos platos, tanto dulces como salados. Una salsa de naranja es perfecta para acompañar aves como el pollo, pavo, pato, pero también es una delicia que puedes añadir en un salmón asado.

Como postre es fundamental. La puedes tomar sola, con un poco de azúcar, y también con canela y un chorrito de vermut.

Si ya se te ha hecho la boca agua, espera a ver las recetas que te mostramos. ¡Toma nota!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Tarta de mandarinas

Una deliciosa forma de tomar naranjas y mandarinas es en una suculenta tarta hecha con una base de masa quebrada (la venden ya elaborada). Extiende la masa en un molde e introdúcela en el horno a 150º durante diez minutos.

A parte haz una crema pastelera con mandarina. Pon en un cazo a fuego medio 350 ml de leche junto con una ramita de canela y una cáscara de mandarina bien lavada.

En un bol mezclar 4 yemas de huevo junto con 80 gr de azúcar y batir hasta que blanqueen y después añadir 50 gr de maicena o harina y mezclar bien el conjunto.

Cuando la leche esté templada añadir parte al bol de los huevos y batir bien. El resto de leche se deja que llegue a ebullición, entonces se retira del fuego y se saca la rama de canela y la cáscara de mandarina, se incorpora la mezcla de huevo y se remueve bien.

Volver a poner en el fuego sin parar de remover hasta que coja consistencia, se le va añadiendo 1 vaso de zumo de mandarina sin pulpa poco a poco. Cuando la mezcla haya cuajado se retira, se añade a la masa quebrada ya horneada y se le colocan unos gajos de mandarina por encima alternando con finas láminas de naranja deshidratada, hornear a 180º durante 10 minutos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Cremoso de chocolate, naranja y mandarina

El chocolate y la naranja, una mezcla insuperable. Si haces este postre el éxito está asegurado.

Ingredientes para 6 personas:

500 ml de leche entera, 4 huevos, 500 ml de nata líquida para cocinar, 100 g de azúcar, 100 g de chocolate, 70% cacao, 1 cucharada de cacao en polvo.

Para la salsa de naranja:

4 naranjas, 200 g de azúcar, 4 mandarinas

Elaboración:

En un cazo calentar la leche y la nata. Incorporar el chocolate troceado y el cacao en polvo, dejar cocinar hasta que el chocolate se funda, apartar y dejar que se atempere.

Precalentar el horno a 120º. Mientras tanto, batir las yemas de huevo con el azúcar y añadir la mezcla anterior, repartir en 6 moldes de cristal para horno, colocar sobre una fuente con agua y hornear a 120º durante 1 hora y media. Sacar y enfriar.

Para la salsa de naranja:

Pelar las naranjas y sacar los gajos sin la parte blanca, trocear y cocer a fuego lento con azúcar durante 20 minutos, triturar y colar. Por otro lado, pelar las mandarinas, sacar los gajos sin la parte blanca, mezclar con la salsa de naranja y reservar.

Para emplatar, cubrir la base con zumo de naranja, colocar con zumo de naranja, colocar los flanes de chocolate que hemos desmoldado previamente y decorar al gusto con algunos gajos de mandarinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo