Las tareas escolares en verano, un debate que se repite todos los años

Durante los meses estivales nos cuestionamos: ¿deben los niños hacer deberes escolares?, ¿es una sobrecarga de tareas?, ¿hay otras alternativas para los alumnos?

Deberes vacaciones
Gtres

El verano es un tiempo de descanso para desconectar. Como años anteriores, regresa el debate sobre las tareas escolares: ¿es bueno para los peques o es preferible liberarles de los deberes? Desde la experiencia del Dr. Manuel Antonio Fernández, experto en Neurología Pediátrica (Topdoctor.es), "los padres saben lo importantes que son las rutinas para los niños. Les aportan tranquilidad y serenidad. Disminuye su ansiedad y les ayudan a tener una mejor capacidad de percepción del tiempo. Algo parecido ocurre con la rutina de ejercitar la mente. Con esto no quiero decir que haya que tener a los niños todo el verano haciendo deberes”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El experto señala que el verano debe ser un período de relajación y destaca que es fundamental mantener la mente ejercitada y ocupada, y que se puede aprender jugando.

Otras opciones alternativas muy positivas para el aprendizaje son, por ejemplo, practicar matemáticas básicas (litros, kilos, sumas, restas…) mientras hacemos la compra en el súper; y fomentar la lectura con ellos.

El aburrimiento: un estado creativo

Getty Images

Lejos de ser un concepto negativo, los educadores lo ven como un estado creativo. En esos momentos de no hacer nada, los niños generan sus propios recursos para superar el aburrimiento, potenciando su imaginación.

Descubriendo el mundo: deberes alternativos

Getty Images

El profesor italiano Cesare Catà propuso unos deberes a sus alumnos que impactaron en las redes: "Pasea por la orilla del mar; usa las palabras nuevas que aprendiste en el curso, cuantas más uses mejor pensarás, y cuanto más pienses, más libre serás; lee, la lectura te dará alas para volar; y practica deporte…".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ocio