Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

¿Qué le pasa a mi hijo en el colegio?

El 2 de mayo se celebra el Día Mundial contra el Acoso Escolar, que impulsa planes enfocados a la prevención y a la detección del bullying, un problema que puede provocar estrés, angustia o depresión en quienes lo padecen.

Getty Images

Desde hace cinco años, el 2 de mayo se celebra el Día Mundial contra el Acoso Escolar, promovido por Bullying sin Fronteras y con la aprobación de la Unesco. La intención es visibilizar un problema que no solo afecta a niños, jóvenes, padres y educadores, sino que afecta a la sociedad en su conjunto. El acoso escolar y el ciberacoso son formas de violencia entre iguales, que provocan estrés, angustia, depresión, aislamiento y tristeza en quienes lo padecen; puede llevar al fracaso escolar y al abandono de los estudios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Algunas pautas para los padres es observar a nuestro hijo, estar pendientes de los cambios de humor, de comportamiento, de motivación, escucharle, apoyarle, notificar la situación en la escuela y denunciar.

En Bullying sin Fronteras encuentran en Nelson Mandela un modelo inspirador: “La educación es el arma más poderosa que puedes utilizar para cambiar el mundo”.

Metodología: tolerancia cero contra el acoso

Getty Images

El programa KiVa finlandés es un método cuya eficacia ha sido demostrada para reducir el acoso y para mejorar la convivencia escolar. El método ofrece herramientas a los profesores para identificar los casos, intervenir y enseñar a los menores a rechazar el bullying. Se basa en sensibilizar a los alumnos que son testigos de un episodio para que no permanezcan impasibles ni indiferentes, sino que muestren su rechazo, que apoyen a la víctima y muestren empatía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ciberacoso: a través de la red

Getty Images

Cuando el acoso se produce entre iguales a través de internet, móviles o juegos 'online', se denomina ciberacoso o ciberbullying. Incluye formas de expresión y actuación basadas en el chantaje, las vejaciones o los insultos; como colgar imágenes comprometidas de otra persona, dejar comentarios ofensivos en chats, suplantar una personalidad o enviar mensajes amenazantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud