Combate el calor para que no te quite el sueño

Las altas temperaturas estivales interfieren en la calidad del sueño. La ideal para dormir se sitúa en torno a los 22 grados, por encima de ella, empiezan los problemas. Toma nota de unas pautas para descansar mejor…

Mujer en la cama sin sueño
Getty Images

El insomnio es un trastorno de sueño muy frecuente que afecta entre al 20% y al 30% de la población; y el 9% lo padece de forma crónica, según datos de la Cátedra de la Investigación del Sueño de la Universidad de Granada y grupo Lo Monaco.

El insomnio es una alteración en el descanso nocturno provocada por la dificultad para conciliar el sueño. Se considera que una persona padece este trastorno si tarda más de 30 minutos en quedarse dormida o si tiene despertares de más de 30 minutos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Temor a no dormir

Por lo general, los trastornos del sueño están causados por factores medioambientales como las altas temperaturas en verano o el exceso de ruido, por ejemplo. Sin embargo, en ocasiones, las preocupaciones pueden alterar también el descanso: el temor a no dormir bien y la preocupación por el sueño pueden generar un estado de vigilia. Desde la Cátedra de la Investigación del Sueño explican que esto ocurre porque, cuando llega la noche, a medida que se acerca la hora de acostarse, aumenta el temor a no dormir y eso hace que nos activemos desde el punto de vista físico, emocional y cognitivo.

Para favorecer el descanso: cenas más ligeras…

Getty Images

Para conciliar el sueño, la doctora Cristina Zunzunegi, de Somnisa.com,especialista en Psiquiatría y Sueño, recomienda hacer cenas ligeras, evitar las digestiones pesadas y el alcohol. También recomienda olvidarse de las duchas de agua fría antes de ir a la cama, pues, en sus palabras: "En nuestro cuerpo se produce un proceso de quema de calorías para afrontar ese cambio brusco de temperatura que da lugar a una sensación de calor, que es lo contrario a lo que se pretendía. Y el agua fría reactiva nuestro cuerpo, haciendo más complicada la labor de dormir".

El móvil por la noche: ¿Altera el descanso?

Getty Images

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Consultar el teléfono móvil antes de ir a dormir es un hábito de lo más frecuente. Un nuevo estudio ha analizado las consecuencias que tiene para nuestra salud manejar la tecnología.

Los resultados revelan que, en algunos casos, este hábito puede favorecer conductas adictivas e interfiere en el sueño y el descanso. Los participantes en este estudio que evitaron usar sus 'smartphones' antes de ir a dormir confesaron que tenían mejor calidad del sueño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud