Cuida tus ojos de los factores que pueden dañarlos

Además del sol, el cloro y el aire acondicionado también son agentes externos que pueden causarnos serias molestias oculares. ¿Cómo podemos evitar que nuestros ojos sufran durante el verano?

Mujer con gafas de sol
Getty Images

Durante la estación estival, nuestra vista está expuesta a riesgos que pueden causar problemas oculares, como conjuntivitis, picor y sequedad. Por ejemplo, los rayos ultravioletas del sol, la falta de humedad en el ambiente por el uso del aire acondicionado, las alergias... Numerosos factores negativos amenazan la salud de nuestros ojos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los expertos insisten en la importancia de protegernos de los rayos ultravioletas, sobre todo en la playa o el mar, donde la radiación, al reflejarse en el agua, incide en mayor cantidad. Desde el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia recomiendan usar gafas de sol debidamente homologadas y evitar adquirirlas en la calle, ya que podrían carecer de los filtros necesarios para retener la radiación. Podemos completar la protección ocular con un sombrero, una gorra o una visera.

¿Y el cloro de la piscina? Mejor, nadar con gafas

Getty Images

El cloro de las piscinas es uno de los causantes más frecuentes de irritaciones oculares y de conjuntivitis. Desde el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia, apuntan que es muy importante usar gafas de natación o de buceo, para evitar el contacto con agentes irritantes (cloro) y contaminantes (virus y bacterias). En el caso de notar un cuerpo extraño en el ojo (por ejemplo, si estamos en la playa y notamos un granito de arena), no debemos frotar. Mejor, lavarse las manos bien con agua y jabón y después, lavar el ojo con agua limpia.

Alimentación: vitamina A para la vista

Getty Images
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La vitamina A contribuye a mejorar la visión nocturna y ayuda a prevenir algunas enfermedades, como las cataratas. Las verduras y frutas con betacaroteno –por ejemplo, zanahorias– contienen una alta concentración de vitamina A, que es un eficaz antioxidante. La vitamina C también es muy buena para nuestros ojos. Las naranjas o el melón son ricos en vitamina C y favorecen el buen estado de salud ocular y también reducen el riesgo de padecer cataratas. Además, esta vitamina nos protege de la radiación ultravioleta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud