Claves para evitar intoxicaciones

El calor ayuda a la proliferación de bacterias, lo que aumenta el riesgo de contaminación de los alimentos y de intoxicaciones. ¿Cómo podemos prevenirlas?

Intoxicaciones alimenticias
Agencias

En verano puede aumentar el riesgo de intoxicaciones alimentarias por la reproducción de bacterias: la incorrecta conservación de los alimentos, la ruptura de la cadena del frío o la exposición a la temperatura ambiente son algunas de las causas. Algunas claves nos ayudarán a mantener la seguridad alimentaria. Seguir las recomendaciones de conservación que se indican en el etiquetado de los productos es una de ellas. Si abrimos el envase, debemos consumirlo en las fechas señaladas. La Agencia Española de Consumo recomienda extremar la precaución con los huevos: debemos evitar cambios bruscos de temperatura, no hay que lavarlos, ya que podemos dañar la cáscara, que constituye una barrera eficaz contra la entrada de bacterias. Debemos cocinar correctamente los alimentos que lleven huevo, hasta asegurarnos de que la yema y la clara están cuajadas.

Para evitar que los alimentos se contaminen entre sí, es conveniente separar los crudos de los cocinados. Para preparar una ensalada, debemos lavar muy bien las verduras y hortalizas, ya que se consumen crudas.

En el frigorífico, puedes seguir este criterio:

1. Bandeja superior: alimentos cocinados, tuppers.

2. Bandeja central: huevos, lácteos y embutidos.

3. Bandeja inferior: carnes, ave, pescado y productos en descongelación.

4. En la puerta: bebidas, leche.

5. En el verdulero: frutas y verduras.

Caducidad y consumo preferente, ¿qué diferencia hay?

Agencias

Según la Agencia Española de Consumo, la fecha de caducidad en perecederos (carnes o pescados) indica el momento hasta el cual el alimento puede consumirse de forma segura. Es más, se desaconseja tomarlo pasada esa fecha. Sin embargo, el consumo preferente indica el momento hasta el cual el alimento (refrigerado, congelado, enlatado) conserva la calidad prevista. Una vez pasada esa fecha, siempre que se respeten las recomendaciones de conservación y el envase no esté dañado, el consumo sigue siendo seguro.

La temperatura del frigorífico sí importa

Agencias

1. Las bacterias se multiplican a temperatura ambiente en muy poco tiempo.

2. En el frigorífico, la temperatura ideal oscila entre 0ºC y 5ºC. Muy importante: dejar la puerta abierta el menor tiempo posible y no sobrecargar la nevera.

3. En el congelador, la temperatura oscila entre -6ºC (1 estrella); -12ºC (2 estrellas); -18ºC (3 estrellas); y -24ºC (4 estrellas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud