Estar conectados, clave para la salud emocional

La soledad no deseada es un mal global de nuestro tiempo y, con frecuencia, urbano. En España, 4,6 millones de personas confiesan sentirse solas de manera habitual.

Dos mujeres abrazadas en la calle
Getty Images

En las relaciones entre personas se establecen unos vínculos sociales que favorecen los sentimientos positivos, la felicidad y la empatía. Sin embargo, la soledad no elegida se ha convertido en uno de los males del siglo XXI, toda una paradoja precisamente en la era de la hiperconectividad tecnológica y el auge de las redes sociales. En España, según datos recientes, un 8% de las personas confiesa que se siente sola habitualmente, lo que equivale a 4,6 millones. La soledad no tiene edades y está considerada como un problema de salud pública.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una revisión de diversos estudios sobre la soledad concluye que las personas con conexiones sociales sólidas tienen menor riesgo de padecer enfermedades. Según una investigación desarrollada en la Universidad de York (Reino Unido), el aislamiento social puede incrementar el riesgo de ictus hasta en un 30%.

Tendiendo puentes en Madrid

Getty Images

La campaña “Madrid te acompaña” impulsa acciones culturales para tender puentes intergeneracionales. La soledad no deseada afecta a un 9,3% de los madrileños (240.000 personas), según datos del Ayuntamiento. Más info: Madrid te acompaña

Problema de salud pública en Reino Unido

Getty Images

El Reino Unido, país pionero en identificar y luchar contra el aislamiento, creó este año el Ministerio de la Soledad. Más de 9 millones de personas se sienten solas (el 13,7% de la población). Otro dato: unas 200.000 personas confesaron no haber hablado con nadie en el último año. El aislamiento continuado puede conducir a la depresión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud