¿Por qué aplazamos nuestras tareas?

Posponer un recado o una tarea pendiente para otro día se conoce como procrastinación. ¿Por qué unas personas son más propensas que otras a perder el tiempo? ¿Tiene algún beneficio esta actitud?

Mujer escuchando música
Getty Images

Posponer trabajos, asuntos o recados es procrastinar. Esta inacción a veces nos hace sentir ineficaces, como si nos dejásemos invadir por la pereza. El tradicional dicho "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy" ya anunciaba lo que después se conocería como la acción de procrastinar (aplazar, demorar, postergar).

Un trabajo publicado en la revista 'Psychological Science' revela que hay personas con más tendencia que otras a perder el tiempo. Según el profesor Tim Pychyl, de la Universidad Carleton (Canadá), experto en este concepto, la procrastinación tiene que ver con la falta de control de las emociones, más que con el manejo del tiempo.

¿Cómo evitarla? Es conveniente escribir una lista de tareas y distinguir las urgentes de las importantes; centrarse en un trabajo, en vez de en varios a la vez; y evitar las interrupciones, como atender al instante los mensajes del móvil.

Otra visión: los beneficios de perder el tiempo

Getty Images

Pese a que el aprovechamiento del tiempo es signo de eficacia y productividad, lo cierto es que procrastinar puede tener su lectura positiva. Lejos de ese afán por tener todo bajo control, postergar tareas da paso a nuevas experiencias: por ejemplo, nos ayuda a ser más creativos, ya que en ese momento de reflexión nos pueden surgir ideas nuevas; nos ayuda a motivarnos, y es que una de las causas de la procrastinación es precisamente la falta de motivación; y también favorece una toma de decisiones más meditada y menos impulsiva.

Relax: descanso y relajación

Getty Images

Muchos expertos coinciden en que perder el tiempo es tan importante como aprovecharlo. Porque no hacer nada invita al descanso, al sueño y la relajación. Y esto es fundamental para la salud física, psicológica y emocional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud