Las hierbas naturales base de la variedad de sabores de Ricola

Un invernadero instalado en Barcelona ha permitido conocer la historia de la marca y sus tradicionales hierbas que son la base de sus caramelos frente a la tos o el dolor de garganta.

Con el deseo de acercar la historia de Ricola a los barceloneses, la marca instaló un espectacular invernadero en la Plaza dels Països Catalans (Barcelona), que inundó la estación de Sants con aroma a hierbas y sabor a caramelo. Para ello, el espacio albergó dos bonitos jardines verticales diseñados con las 13 hierbas de recetario original con las que elabora un caramelo Ricola. Y es que gran parte de la población conoce esta mítica marca de caramelos para tos o el dolor de garganta, pero pocos conocen la verdadera historia de la marca, nacionalidad y origen y, sobre todo, la formulación de hierbas naturales en su amplia gama de sabores y productos.

La historia arranca en Laufen, una localidad suiza rodeada de verdes montañas donde en 1930 el panadero Emil Richterich funda un obrador y la empresa Richterich & Company Laufen. Nace así la primera generación de un negocio que aún hoy sigue siendo familiar. Cogiendo los ingredientes que tenía a su alcance, las hierbas naturales, creó y comercializó los primeros caramelos.

Emil investigó las propiedades curativas de las hierbas naturales hasta dar con una mezcla de 13 hierbas seleccionadas en una receta casi mágica. Hoy en día y tras varias generaciones se ha hecho presente su empresa en más de 50 países, en España el distribuidor oficial es Faes farma. Sus productos siguen basándose en los mismos pilares: innovación, la conciencia de la calidad y una filosofía basada 100% en la sostenibilidad y el respeto al medioambiente. El resultado es que Ricola produce 70.000 millones de caramelos al año con una gama de más de 60 sabores.

Invernadero Ricola
Cedida
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud