Cómo mejorar los hábitos del sueño

Según datos publicados por el Observatorio Global del Sueño 2018, el sueño profundo es uno de los tres pilares de la saluda, junto a la dieta equilibrada y el ejercicio regular.

Dormir bien
Agencia

La Asociación Mundial de Medicina del Sueño, con motivo del Día Mundial de la Salud, impulsa distintas actividades para divulgar la importancia de dormir bien. Según datos publicados por el Observatorio Global del Sueño 2018, el sueño profundo es uno de los tres pilares de la salud, junto a la dieta equilibrada y el ejercicio regular. Los problemas del sueño afectan a la calidad de vida del 45% de las personas en el mundo; en concreto, en España, el 50% de la población no llega a las 7 horas de sueño.

Los expertos apuntan que las personas que disfrutan de un sueño sin interrupciones son menos propensas a tener hipertensión, diabetes y obesidad; por el contrario, un trastorno como la apnea del sueño puede causar somnolencia diurna y fatiga y puede derivar en casos de hipertensión. La alimentación y el buen descanso nocturno van de la mano. Los expertos en sueño de www.neurologia.com recomiendan en la cena: alimentos ricos en triptófano, aminoácido esencial para la formación de las hormonas que intervienen en el sueño (como la serotonina y la melatonina). Por ejemplo, plátano, piña, aguacate, leche, frutos secos, pescado azul. Evitar por la noche: carne roja, especias picantes, frutas como la naranja o el kiwi (mejor para desayunar), chocolate, café y té.

Siesta
Agencia

La siesta, ¿de cuánto tiempo?

Los expertos, en general, coinciden en que en los adultos una siesta corta aporta beneficios, como mejorar el rendimiento cognitivo sin que afecte de forma negativa a su sueño. ¿Cuánto tiempo es una siesta corta? Media hora después de comer. En el caso de que echar una cabezada en el sofá nos altere el descanso nocturno porque aumente la dificultad para dormir o porque provoque despertares, es conveniente evitar la siesta.

Agencia
Agencia

Necesidad de dormir por edades

  • Bebés (0 a 3 meses): se recomiendan entre 14 y 17 horas. Lactantes (4 a 11 meses): de 12 a 15 horas.
    • Niños pequeños (1 a 2 años): de 11 a 14 horas de sueño. Preescolares (3 a 5 años): de 10 a 13 horas.
    • Escolares (6 a 13 años): entre 9 y 11 horas. Adolescentes (14 a 17 años): entre 8 y 10 horas.
    • Adultos jóvenes (18 a 25 años) y adultos de edad media (26 a 64 años): se aconseja entre 7 y 8 horas de descanso.
    • Mayores de 65: entre 7 y 8 horas.
          Publicidad - Sigue leyendo debajo
          Más de Salud