Síntomas y tratamiento del cáncer de ovarios

Después de que Sara Carbonero anunciara que ha sido operada, con éxito, de un tumor maligno en esta parte del aparato reproductor femenino, te contamos a quién afecta y cómo se puede detectar.

Woman's body in underwear, crossed arms on belly
Letizia McCallGetty Images

Después de que Sara Carbonero anunciara que ha sido intervenida, con éxito, de un tumor maligno en un ovario, analizamos cómo es esta enfermedad que afecta, cada año, a unas 3.300 mujeres españolas cada año. Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer, el cáncer de ovario es el sexto más frecuente entre las mujeres, con aproximadamente 205.000 nuevos casos al año en todo el mundo y representa entre el 4 y el 5 % de los tumores femeninos. Según avanza la edad de la paciente, aumenta el riesgo de padecer este tipo de cáncer que es poco frecuente en mujeres menores de 40 años.

Surgeon in scrubs discussing common pathologies
Peter DazeleyGetty Images

El cáncer de ovarios se produce cuando las células de nuestros órganos, en vez de dividirse y reemplazarse de manera regular, éstas y sus descendientes se dividen de manera incontrolada. Este descontrol puede, con el tiempo, dar como resultado un tumor. Si estas células además de crecer sin control adquieren la facultad de invadir tejidos y órganos de alrededor y de trasladarse y proliferar en otras partes del organismo, lo denominado metástasis, nace el tumor maligno, que es a lo que llamamos cáncer. Cuando las células tumorales están ubicadas en el ovario, hablamos de cáncer de ovarios.

Having issues down there?
katleho SeisaGetty Images

Hay varios tipos de cáncer de ovario. Los más frecuentes son los carcinomas serosos, con más de 30% de los casos, seguidor de los adenocarcinomas, carcinomas mucinosos. Los tumores germinales solo representan el 2% y son los que se diagnostican en las pacientes más jóvenes pero también los que mejor responden a los tratamientos.

Pregnancy or diet concept, female hands protecting the stomach on white background.
Kiyoshi HijikiGetty Images

Los síntomas de este tipo de cáncer son bastante inespecíficos porque son hinchazón abdominal, dolor pélvico o abdominal persistente y dificultad para comer o sensación de estar lleno continuamente. En cuanto al tratamiento, la cirugía es el primer paso. Si la enfermedad está en sus primeras fases, con la intervención puede ser suficiente. La operación puede incluir la extirpación de los o varios, trompas de Falopio o el útero. También se puede complementar con quimioterapia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud