Cómo superar la ansiedad en época de exámenes

Saber cómo manejar el estrés ayuda a nuestros hijos a preparar las pruebas de acceso a la Universidad.

Examenes Selectividad EVAU
Getty

En junio son los exámenes de Selectividad y, con ellos, los nervios y el estrés. Según el estudio PISA de 2015, dos de cada diez alumnos que se enfrentan a estas pruebas, conocidas como EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad), han sentido ansiedad. La planificación previa y una buena técnica de estudio ayudan a afrontar estas pruebas. Desde Blua de Sanitas dan una serie de recomendaciones:

La ansiedad se trata de una alarma que nos indica que algo importante ocurre, pero conviene evitar el temor que genera pensar que no se va a aprobar. Ayudará hacer ejercicios de respiración diafragmática o abdominal (profunda).

Es fundamental una planificación de los estudios y mantener una rutina de sueño y alimentación equilibrada, tanto en los días previos a los exámenes como durante las pruebas. Estos buenos hábitos contribuyen a conseguir un rendimiento óptimo intelectual en cuanto a memorización y concentración.

El sentimiento de soledad y aislamiento puede afectar al estudiante. Es importante que fluya la comunicación con familiares y amigos.

Buena técnica de estudio

Una buena técnica de estudio es esencial para sintetizar los conceptos. Hay que evitar preparar los temas basándose exclusivamente en la memorización.

Resulta vital que el estudiante esté descansado y relajado. Para ello, le ayudará alejarse de pensamientos negativos y no dejar que la inseguridad y los nervios le dominen. Mejor concentrarse en el examen y dejar que afloren pensamientos positivos, como “voy a intentar hacerlo lo mejor posible”.

Alimentos aliados contra la ansiedad

Frutos secos
Getty Images

Ayudará una dieta energética, basada en un desayuno con fruta, lácteos, cacao en polvo y cereales. A media mañana: fruta, yogur, frutos secos o una barrita de cereales y muesli. También, uvas pasas.

alimentos contra la ansiedad
burwellphotography

Para comer, pasta o arroz integral con verduras y hortalizas, que son fuentes de hidratos de carbono. O también, legumbres, que aportan proteínas de origen vegetal. Estos alimentos tienen fibra, potasio y hierro.

Para la cena, mejor proteínas, como por ejemplo huevos o una tortilla, que aporta vitaminas A, B, D y E; o pollo o pavo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud