Evitar las ampollas y lesiones en el Camino de Santiago

Hacer 25 km al día con la mochila puede favorecer la aparición de ampollas o dolores musculares. Anota unos consejos básicos para disfrutar del Camino.

Evitar ampollas en el Camino de Santiago
Getty Images

Durante estos meses aumenta la afluencia de caminantes en las diferentes rutas del Camino de Santiago. Según la web caminodesantiago.gal, más de 300.000 personas recorren al año la ruta más antigua de Europa. El Colexio de Podólogos de Galicia recomienda unos cuidados básicos para evitar lesiones habituales en los pies (ampollas, rozaduras, tendinitis).

Los podólogos aconsejan llevar unas zapatillas de trekking, que no sean nuevas, con suela amortiguadora y que tengan más altura en el talón (parte posterior del pie) que en el antepié (parte delantera). Esto evitará sobrecargas en la musculatura de la zona posterior de las piernas. ¿Y los calcetines? Sin costuras y 100% algodón para una correcta transpiración.

Los podólogos también recomiendan el bastón plegable para ayudar a repartir la carga y para favorecer la estabilidad durante la caminata.

Otro factor importante es la mochila, porque hay que cargar con ella (una media de 25 kilómetros diarios). La mochila y su contenido no deberían pesar más del 10% de nuestro peso. Haz pruebas en casa con los kilos del equipaje. ¿Imprescindibles? Documentación, credencial del peregrino, sábana, toalla de microfibra, chanclas, forro polar, ropa, varios pares de calcetines, aseo, gorra, cargador del móvil, crema solar.

Peregrinos en bici, otra opción

Evitar ampollas en el Camino de Santiago
Getty Images

Cada vez son más los aficionados al ciclismo que emprenden el Camino a pedales. En la ruta jacobea, los podólogos destacan que este deporte puede provocar adormecimiento o dolor en la zona plantar de los pies. Esto se debe a que el ciclista ejerce una presión continuada durante el pedaleo. Además, las zapatillas que se suelen utilizar son estrechas o cortas, y esto aumenta más la presión sobre el pie. Para evitar estas dolencias, los expertos recomiendan el uso de plantillas personalizadas de acomodación.

Planifica tu ruta

Evitar ampollas en el Camino de Santiago
Getty Images

Prepara el Camino. Haz caminatas previas unas semanas antes de emprender la ruta. Poco a poco ve aumentando el grado de esfuerzo y el tiempo.

Haz estiramientos y ejercicios de calentamiento. Rodillas, tendones y pies son los puntos débiles. Cuidado con los esguinces. Lleva un botiquín básico con apósitos, analgésico, antiinflamatorio y antiséptico. Más información en caminodesantiago.gal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud