Cómo afrontar la vuelta al trabajo

Empezamos a reconectarnos con nuestras rutinas de trabajo cuando contamos los días que nos quedan para volver. ¿Cómo afrontar el regreso con optimismo y actitud positiva? Aquí tienes las claves para hacerlo.

La llegada de septiembre es sinónimo de que el fin del verano se acerca, las vacaciones acaban y la vuelta al trabajo es ya una realidad. Cuando cuentas los días que te quedan para regresar a la oficina, en muchos casos surge un bajón emocional. El retorno a la jornada laboral puede llegar a provocar ansiedad. Según explica la psicóloga Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen, es importante replantearse el trabajo o bien intentar cambiar el modo en que afrontamos el regreso: “Es necesario asumir la responsabilidad sobre la propia vida, quererse más a uno mismo, y cambiar el no puedo, no voy a ser capaz, por va a ser difícil, me tendré que esforzar”.

claves para volver al trabajo
Getty

Según la experta, no se trata de mirar la vida de color de rosa, sino de abordar la realidad de manera racional: “No significa no sentir emociones negativas, es aprender a gestionar las diferentes vivencias con ellas y seguir hacia adelante”. En definitiva, nos ayudará a afrontar el retorno mirar el lado positivo de las cosas y centrarnos en lo que nos aporta motivación y satisfacción.

Cuando el retorno es estresante

Síndrome postvacacional
Getty

El llamado síndrome postvacacional afecta, según un estudio remitido por Bizneo HR, a casi el 38% de los trabajadores y trabajadoras. El retorno puede generar una situación muy estresante, que puede manifestarse en forma de estrés, desánimo y falta de readaptación a las rutinas. Estos síntomas se agudizan más en personas que presentan baja tolerancia a la frustración.

Hacer un paréntesis: ¡Relájate en vacaciones!

fin del verano
Getty

Los expertos coinciden en señalar que es importante desconectar y relajar la mente durante las vacaciones para cargar baterías. El descanso nos permite segregar endorfinas, dopamina y serotonina, lo que contribuye a reducir los niveles de estrés y ansiedad y favorece los pensamientos positivos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud