El hospital Gregorio Marañón imprime una aorta 3D y salva la vida a un hombre

Los médicos de este centro hospitalario madrileño fabricaron de manera personalizada una parte dela aorta con una impresora 3D y salvaron a un paciente que estaba al borde de la muerte.

Imprimen una prótesis de aorta 3D y salvan la vida a un hombre
Telecinco
  • En tan solo 10 horas los médicos fabricaron una prótesis de una parte de la arteria aorta.

    Por primera vez en España, los médicos del hospital madrileño Gregorio Marañón han creado una prótesis de aorta para salvar la vida a un paciente que llegó en estado crítico al centro hospitalario y corría el riesgo de morir desangrado.

    José Julio llegó a urgencias del centro hospitalario con un fuerte dolor en la espalda y tras varias pruebas los médicos descubrieron que tenía una lesión grave en la arteria aorta y podría morir desangrado ya que la tenía rota.

    Los médicos tenían que tomar decisiones rápido porque José Julio no tenía apenas tiempo. La única solución era operarle y ponerle una prótesis, pero si la encargaban a la industria farmacéutica tardarían por lo menos 30 días en tenerla y no disponían de ese tiempo. Así que Javier Río, especialista en Angiología y Cirugía Vascular de este centro sanitario y un equipo de más de 20 personas se plantearon otra posibilidad nunca hecha en España: tomaron como referencia un caso similar en un Hospital de Seatle en Estados Unidos y contra reloj imprimieron una prótesis con una impresora 3D.

    Javier Río Gómez, angiólogo responsable de la impresión de una prótesis de aorta en 3D
    TVE

    "Fabricamos una prótesis 3D de la zona de la aorta dañada en el propio hospital en menos de 10 horas y se la introdujimos en un tiempo récord, antes de que se produjera un sangrado fatal, que era lo que temíamos que sucediera en cualquier momento", relata Río a TVE.

    Esta operación con este tipo de prótesis impresas en 3D era la primera vez que se hacía en España y fue todo un éxito. Tan sólo tardaron 10 horas en realizar la prótesis y ponérsela al paciente, el cuál fue dado de alta sólo unos días después.

    Un éxito de nuestros médicos y de nuestro sistema sanitario. Bravo por ellos.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salud