Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Cómo dormir cuando hace mucho calor

La ola de calor nos deja unas noches de verano en las que resulta complicado pegar ojo. ¡No dejes que el insomnio te corte el sueño!

Cuando la temperatura bordea los 40ºC de máxima durante el día, resulta misión imposible dormir del tirón por la noche. Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), hasta un 48 % de los españoles adultos padece alguna dificultad para conciliar el sueño y disfrutar de un buen descanso nocturno. Otro dato: un 10 % padece un trastorno crónico del sueño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Un 48 % de la población tiene dificultades para dormir bien.

El calor es una de las causas que altera la regulación del sueño, además de las horas de luz solar, que provocan que el proceso biológico se retrase: recordemos que hay zonas de España en las que anochece sobre las 22:00 horas.

Esto nos afecta desde el punto de vista biológico, ya que empezamos a liberar melanina –la hormona del sueño– mucho más tarde que en invierno (que anochece a las 18:00). Con las olas de calor, además, se produce una hiperactivación del metabolismo, que provoca nerviosismo, irritación y ansiedad, lo que nos dificulta el descanso.

Dormir mejor en las noches de verano

Si tienes aire acondicionado, prográmalo en función noche con un temporizador de unas dos horas; también puedes colocar un recipiente grande con hielo delante del ventilador para refrescar el dormitorio rápidamente; mantén las persianas bajadas durante el día y ventila por la noche. Los aparatos eléctricos (TV, ordenador) son fuentes de calor. Manténlos apagados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud