El cuidado de los oídos en invierno

Descubre cómo afecta el frío y los resfriados a los oídos. En esta estación, las otitis medias son uno de los principales motivos de consulta médica.

La reciente ola de frío en España ha mantenido a 27 provincias en alerta por nevadas y termómetros por debajo de 0ºC. Hay que recordar que los cambios bruscos de temperaturas pueden bajar nuestras defensas y provocar resfriados que en ocasiones afectan a los oídos. Según asegura el doctor en Otorrinolaringología Juan Royo en un informe de GAES: "Es frecuente que en invierno la faringitis, la gripe o un simple catarro vayan acompañados de rinitis e incluso otitis".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Fortalecer las defensas

La otitis media aguda está causada por un virus o bacteria que produce una acumulación de fluido detrás del tímpano y es el principal motivo de consulta médica en invierno.

Para mantener los oídos sanos, desde GAES recomiendan: aislarnos del frío, usar orejeras y gorros de lana, evitando la penetración de microbios. Además, la gripe y los catarros pueden derivar en focos infecciosos en los oídos. Por eso, es aconsejable una dieta que ayude a fortalecer las defensas: la vitamina B12, presente en la leche, huevos y carne roja, tiene efectos positivos en la salud auditiva.

En los más pequeños, es frecuente la aparición de la otitis media serosa o secretora, que se caracteriza por la acumulación de moco en los oídos. Las principales causas de las otitis son los resfriados comunes, las infecciones en vías respiratorias, por la acumulación de mucosidad, y la gripe. Este proceso infeccioso es frecuente en bebés y niños pequeños porque sus trompas de eustaquio (que conectan los oídos medios con la parte de atrás de la garganta) se obstruyen con más facilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La prevención es la mejor aliada para evitar este problema común en bebés y niños pequeños. GAES aconseja:

•Evitar la exposición al humo del tabaco, porque favorece los procesos inflamatorios del aparato respiratorio.

•Evitar los cambios bruscos de temperatura.

•Priorizar la lactancia materna.

•Vacunarse del neumococo, ya que pueden evitarse las otitis causadas por este germen, que causa la otitis bacteriana en la infancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud