Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Te quieres, no te quieres...

Nos queremos demasiado poco. La psicóloga María Jesús Álava nos da las claves para convertirnos en nuestros mejores amigos y recuperar las riendas de la vida.

Hace sólo diez años, las mujeres eran más felices que los hombres, hace cinco estaban a la par y hoy son más infelices. ¿Qué ha pasado? La psicóloga María Jesús Álava, autora de “Las 3 claves de la felicidad”, nos cuenta el porqué y, lo más importante, cómo superarlo. “Los hombres se perdonan muy bien a sí mismos y a los demás –explica–, y las mujeres perdonamos muy bien a los otros, pero somos demasiado autoexigentes y nos responsabilizamos de todo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tenemos los ingredientes para ser felices
 

-¿Por qué nos queremos mal?
-Nunca nos han enseñado y es una de las claves de la felicidad, mucho más que sentirse querido. Para querernos tenemos que estar bien con nosotros mismos y no tener sentimientos de culpabilidad. Y para eso tenemos que saber perdonarnos, somos muy exigentes e inflexibles con nosotras.

-¿En qué se refleja que uno sabe quererse a sí mismo?
-Supone estabilidad emocional, confianza y autoestima. Es un bálsamo que te permite disfrutar del día a día, porque está demostrado que las circunstancias sólo nos influyen un 10 %, lo importante es cómo las vivamos nosotros.

-¿Perdonarnos y perdonar libremente no es un arma de doble filo?
-Perdonar implica un compromiso y necesidad de reparación, es decirnos: “Soy humano, acepto mi error y aprendo de él”. Respecto a los demás, perdonar no es olvidar. Hay que parar a quien continuamente está haciéndonos daño.

-¿Qué otros ingredientes son necesarios para la felicidad?
-Generosidad, ayudar a los demás hace sentir bien; gratitud; flexibilidad, con nosotros y con los demás, y ser nuestros mejores amigos, aceptando los fallos y valorando los esfuerzos.

-¿Se puede cambiar para conseguir las herramientas para ser felices?
-Tenemos todos los ingredientes para ser felices y cambiar lo que no nos gusta. Debemos creer en nosotros y en nuestro poder de recuperación. Nunca debemos dejar de luchar ni permitir que la crisis merme nuestra esperanza. Debemos retomar las riendas de nuestra vida.

Cómo educar a unos niños seguros

Trabajar la seguridad en los niños los ayudará a ser unos adultos saludables y con la autoestima alta. Mª Jesús Álava nos recomienda cómo guiarlos en su infancia: “Debemos reconocer su esfuerzo, no valorarlos por los resultados; demostrarles que crees en ellos con frases como “qué orgullosa me siento de ti”; resaltarles eso en lo que son especiales; enseñarles a que se quieran y valoren lo que tienen y se esfuercen en lo que les gusta menos, conseguir que utilicen la lógica y razonen porque les permitirá en el futuro ser niños seguros y poco manipulables, y acompañarlos en los momentos en que están más débiles y agobiados”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud