Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Hasta cinco kilos de más nos dejan las fiestas navideñas. Es el momento de poner el contador a cero y proponerte un cambio de hábitos, de actitud, de decir adiós a la pereza, al sofá y al sedentarismo… Es el momento de empezar a comer bien, de forma sana y equilibrada, de la mano de entulinea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sentirte bien en tu cuerpo es el gran reto y para conseguir ese objetivo el recorrido es lento, pero seguro.

No a un plan exprés

Confía en una dieta eficaz. Opta por un plan que implique la pérdida paulatina de kilos de forma segura y saludable.

Aprende a comer bien, sin pasar hambre, sin ansiedad y sin prohibirte alimentos. Esto es fundamental para mantenerte fiel al régimen y no abandonar.

Rechaza las dietas exprés, que prometen hacerte perder mucho kilos muy rápido. Se pierde líquido y pueden producir el conocido efecto yoyó (recuperar los kilos que se pierden).

200 decisiones

A lo largo del día, tomamos hasta 200 decisiones relacionadas con la comida. ¿Qué como hoy? ¿Fruta o sándwich para merendar? Te damos las claves que te pueden ayudar a tomar decisiones correctas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  1. Tres piezas de fruta al día. Incluye en el desayuno una fruta.
  2. Verduras frescas. Planifica comidas y cenas con una ración de verdura o ensalada.
  3. Cereales integrales. La fibra que aportan es esencial para el proceso intestinal. Es importante comer de todo, limitando la ingestión de azúcares y grasas saturadas.
  4. Proteínas y carbohidratos. Un buen plan no tiene por qué ser restrictivo, sino equilibrado y variado. Sí a los carbohidratos (cereales, pasta) y sí a las proteínas (legumbres, huevos aves, carne) en su justa medida.
  5. Cinco comidas al día. Te ayudarán a gestionar el hambre entre horas.

    Ejemplo de comida tipo: Planifica aquí tus menús diarios

    Ejercicios específicos: Cómo fortalecer el abdomen

    Hacer ejercicio ayuda tanto a tu estado físico como a tu bienestar personal. Además de tener una alimentación saludable, es importante ejercitar el abdomen para fortalecer los músculos, reafirmar tejidos y deshacernos de la flacidez. Prueba a hacer series de abdominales: sobre una esterilla, tumbada boca arriba con las piernas flexionadas, eleva el tronco manteniendo la columna recta. Otra opción es la elevación de piernas. Boca arriba, eleva las piernas juntas y estiradas, manteniéndolas arriba y bajándolas lentamente. (Haz 3 series de 15 repeticiones cada una).

    Autoestima y motivación: Superando pequeños retos

    La autoestima es el primer paso para creer en ti y en tus capacidades. Afronta el reto de alcanzar tu peso ideal motivada por la superación. Cuidarte por fuera a través de la alimentación también implica cuidarte por dentro con una actitud positiva. Para mantener la motivación alta, el coach nutricional puede servirte de gran ayuda, ya que te guía para que te alimentes bien y adoptes hábitos saludables. También es recomendable unirte a un grupo de personas que quieran bajar unos kilos, así podrás compartir con ellas dudas, objetivos y metas.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salud