Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Lucha contra la incontinencia

Para evitar la pérdida voluntaria de orina, elimina de tu alimentación el alcohol y los picantes y aumenta el consumo de fibra.

La incontinencia  se define como la pérdida involuntaria de orina y las hay de varios tipos. La primera es la de urgencia y es la que suelen padecer los ancianos aunque puede aparecer a cualquier edad. Se caracteriza por una necesidad imperiosa de orinar.

La segunda es la incontinencia de esfuerzo. Normalmente afecta a mujeres, sobre todo después del parto. Se producen escapes de orina al estornudar, toser, reír o hacer ejercicio. También hay una incontinencia mixta que es cuando los pacientes sufren los síntomas anteriores simultáneamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otras formas de incontinencia son la enuresis nocturna y el goteo al acabar de orinar.

La incontinencia no debe padecerse en silencio. Puede tener solución y, de hecho, en manos de los especialistas, se puede lograr una importante mejoría.
Afecta a mujeres mayores de 35
Este problema afecta, en mayor o menor grado, al 40 por ciento de las mujeres mayores de 35 años. En los casos más severos, puede llegar a provocar un grave deterioro de la calidad de vida imponiendo limitaciones muy serias en la actividad social, laboral y sexual.

Alimentos no permitidos
Si tienes incontinencia, elimina de tu dieta aquellos alimentos que te provoquen más ganas de orinar. Destierra el alcohol y limita los picantes. Limita el consumo de zumos de frutas, refrescos, café, té, melón, sandía o piña. También reduce el consumo de tomates, espárragos, cebolla, chocolate, leche y sus derivados.

Otra cuestión muy debatida es cuánto líquido se debe ingerir. Hay que evitar beber desde dos horas antes de ir a dormir. Pero no es aconsejable limitar mucho la bebida porque la orina se concentra más y da más ganas de ir al baño.

Una dieta rica en fibra
● En primer lugar, es importante evitar el estreñimiento por lo que se recomienda aumentar el consumo de fibra vegetal
● Para una dieta rica en fibra, incluye en tu desayuno pan integral y una fruta. Puede ser una manzana lavada y sin pelar.
● En la comida hay que incluir alguna legumbre, como las lentejas; verduras, pan integral y fruta.
● Para la cena, come verduras a la plancha o panaché, pescado y fruta.
● Los alimentos más recomendados para una dieta rica en fibra son los guisantes, que también tienen vitamina A, y el aguacate.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud