Cómo adelgazar 2 kilos tras las Navidades

Las comidas de las fiestas, el picoteo y los típicos dulces de estas fechas nos pasan factura en la báscula: unos dos kilos más.

Los excesos gastronómicos de estas fechas no se limitan a las comidas señaladas, sino que arrancan semanas antes de la Navidad: las celebraciones de los días previos a la Nochebuena, las cenas de empresa, los aperitivos con los amigos, los picoteos, el turrón, el roscón de Reyes… Todo va sumando. Ganaremos en torno a dos kilos a lo largo de tres semanas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuánto tiempo de media nos llevará perderlos? Unos dos meses. A nuestros excesos en la mesa –demasiados embutidos, demasiada carne roja o demasiadas salsas–, hay que añadir otras complicaciones, como acidez, digestiones pesadas, resacas o diarreas.

Nuevos propósitos para 2018

A partir del día 6 de enero –y con el roscón de Reyes como postre–, es conveniente poner punto y final a los excesos y planificar una dieta más ligera que nos ayude a eliminar grasas y depurar toxinas.

Arranca el año con nuevos propósitos a la mesa: cinco comidas al día –desayuno, comida, cena y dos meriendas entre horas–. Incluye en tu alimentación frutas y verduras frescas de temporada; bebe agua (dos litros al día) y evita comidas procesadas, azúcares y grasas.

¿Qué beneficios puede reportarnos una dieta detox? Elimina toxinas; deshincha la barriga; disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos; controla los niveles de glucemia; disminuye la tensión arterial; y mejora el rendimiento físico y tu estado emocional, ya que te sentirás a gusto en tu piel.

Ideas de menú para adelgazar: Apúntate a lo verde

Planifica un menú que incluya verduras y hortalizas, en ensalada, hervidas o en sopa; carbohidratos a base de cereales integrales, ya que su alto contenido en fibra contribuye al buen funcionamiento de la actividad intestinal; apúntate a la moda de los zumos verdes, los batidos caseros naturales y las infusiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El té verde es antioxidante y ayuda a eliminar toxinas. Evita carnes rojas, embutidos, comida envasada, bollería industrial, fritos y alcohol.

Si quieres perder peso ¡muévete!

Es el momento de abandonar el sofá y ponerte las zapatillas. Anímate a ir andando. Un buen comienzo sería practicar actividad física entre 20 minutos o media hora al día. Evita coger el coche para todo.

Durante los primeros días, evita el ejercicio de alto impacto, como correr o saltar. Sigue la orientación de un preparador físico. Es mejor ir poco a poco, ya que se trata de recuperar el tono muscular: prueba a dar un paseo en bicicleta, subir y bajar escaleras, caminar cuesta arriba o unos minutos de natación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud