Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Tras su escapada a Formigal, el Rey regresa al trabajo

El monarca, que ha pasado el fin de semana esquiando en la estación de Formigal-Panticosa sin Letizia y sus hijas, ya ha retomado sus obligaciones en el Palacio de La Zarzuela.

El rey Felipe VI ha pasado el fin de semana disfrutando de la nieve y practicando su deporte favorito, el esquí, en la estación de Formigal-Paticosa (Huesca). El monarca ha querido desconectar por un día de sus obligaciones y se ha escapado al Pirinieo aragonés, sin Letizia y las infantas Leonor y Sofía que se han quedado en Madrid. Ha sido una visita relámpago y privada, la última visita oficial de los monarcas fue a la estación Aramón en 2014, que ha levantado mucha expectación, pues se ha producido en medio de la polémica que estos días protagonizan los jubilados que reclaman pensiones dignas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Sin duda, Formigal es uno de los lugares favoritos de Felipe VI para esquiar, un deporte que practica desde que es un niño y cuya pasión ha querido transmitir a sus hijas. Lástima que en esta ocasión Leonor y Sofía no han podido acompañar al monarca que se ha regalado unas 'minivacaciones', que le han servido para recargar pilas.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

De regreso a Madrid, el Rey ha retomado su agenda y sus obligaciones en el Palacio de La Zarzuela. Así ha pasado el Día del Padre trabajando, atendiendo distintas audiencias, mientras espera el regreso del colegio de sus hijas para poder celebrarlo en la intimidad.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo