Lunares para la conquista del oeste

Los Reyes ya están en Washington, dónde esta tarde se verán en la Casa Blanca con el matrimonio Trump. Atrás han quedado unos días llenos de actos por el sur de Estados Unidos, entre Nueva Orleans y San Antonio. Para su último día en Texas, la Reina quiso dejar una huella muy española, tanto en [...]

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los Reyes ya están en Washington, dónde esta tarde se verán en la Casa Blanca con el matrimonio Trump. Atrás han quedado unos días llenos de actos por el sur de Estados Unidos, entre Nueva Orleans y San Antonio.

Para su último día en Texas, la Reina quiso dejar una huella muy española, tanto en estilo como en marca. Doña Letizia estrenó vestido y marca luciendo una prenda sin mangas de Matilde Cano con escote en uve, cinturón ancho y falda de vuelo evasé en color blanco con unos enormes lunares negros que daban el toque más folclórico .

Como complemento, la Reina lució una cartera de mano color burdeos de la firma andaluza, Menbur, unos pendientes de Coolook ideales y unos salones negros de Carolina Herrera con una gran tira de vinilo transparente.

La noche anterior la Reina también estrenó vestido para la cena de gala en el centro Pearl Stable, doña Letizia deslumbró con un vestido de fiesta en blanco y negro de escote halter con transparencias y faldas a capas de Carolina Herrera. Lo combinó con unas sandalias de tiras de Magrit, cartera negra y unos pendientes redondos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como complementos la esposa de Felipe VI eligió unas sandalias de Magrit y cartera de mano en raso negro de Felipe Varela. Creo que los zapatos era lo que menos combinaba con el vestido, no pegaban mucho, aunque ambas prendas por separado son maravillosas.

Como joyas los 'Bochones' unos pendientes de diamantes que forman parte de las joyas de pasar, que pertenecieron a la reina Victoria Eugenia y unas de las dos pulseras gemelas de Cartier.

Publicidad - Sigue leyendo debajo