Bye Bye Lilibeth

Decimos adiós a tierras británicas y a la Tía Lilibeth. Han sido tres días de duro e intenso trabajo para los Reyes, en los que no han podido ni descansar un minuto debido al rito de agenda que han llevado. La mañana comenzaba en Buckingham Palace, donde don Felipe y doña Letizia, han estado hospedados, [...]

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Decimos adiós a tierras británicas y a la Tía Lilibeth. Han sido tres días de duro e intenso trabajo para los Reyes, en los que no han podido ni descansar un minuto debido al rito de agenda que han llevado.

La mañana comenzaba en Buckingham Palace, donde don Felipe y doña Letizia, han estado hospedados, con la despedida oficial por parte de Isabel II. Doña Letizia ha vuelto a lucir de estreno, lo que significa que en este viaje sólo ha repetido en una ocasión.

Los últimos actos de los Reyes han tenido lugar en la Universidad de Oxford.

Doña Letizia ha elegido el estilo bailarina para su última mañana en Londres. La Reina ha lucido una falda midi tableada confeccionada en organza en rosa empolvado con un top blanco cruzado de manga larga. Un toque chic para poner la puntilla al despliegue de estos días.

Como complementos ha calzado los zapatos burdeos destalonados de Lodi, que estrenó en la Feria del Libro de Madrid el pasado mes de mayo. Y ha estrenado una cartera, lo más llamativo del 'look'. Se trata de un bolsito de mimbre, ideal, que es un diseño exclusivo que ha preparado Susana Cruz de la firma española Suma Cruz sólo para la Reina. Una preciosidad. Os pongo una foto del tipo de bolsos que hace esta diseñadora, porque el que llevaba doña Letizia es sólo para ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como joyas, ha repetido los pendientes del joyero de la Familia Real española con los que comenzó este viaje de estado. Se le veían muy bien gracias al peinado, un semi recogido que le quita años de encima a doña Letizia.

Han sido unos días muy intensos. La semana que viene volvemos a la rutina con una agenda normal. Sólo espero y deseo que este subidón de estilo que hemos pegado en Londres no se venga abajo cuando volvamos a territorio nacional. Siempre positivo, nunca negativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo