Soy más de Maléfica

Lo reconozco, soy poco fan de las Princesas Disney. No me va mucho ni Ariel, ni Cenicienta, ni Bella, soy más de Maléfica y Cruella de Vil. Por eso el traje estilo La Bella Durmiente que se puso ayer la Reina no me emociona... Me resulta muy cursi. Me va más el estilo de terciopelo que se [...]

Lo reconozco, soy poco fan de las Princesas Disney. No me va mucho ni Ariel, ni Cenicienta, ni Bella, soy más de Maléfica y Cruella de Vil. Por eso el traje estilo La Bella Durmiente que se puso ayer la Reina no me emociona... Me resulta muy cursi. Me va más el estilo de terciopelo que se puso en la cena con los argentinos, esa sencillez es más lo mío. Pero entiendo que el traje de Felipe Varela de anoche es espectacular, seguro que es el sueño de cualquier niña.

Los Reyes acudían a la cena de gala en su honor en Palacio Imperial de Tokio y doña Letizia repetía un traje de gala de su modisto de cabecera. La primera vez que lo llevó fue el 7 de julio de 2015 en la cena de gala en honor del presidente de Perú en el Palacio Real de Madrid. Realizado en tul color azul noche, lleva bordados a mano en hilo y cristal con zafiros. De cuerpo entallado, con escote en forma de barco y con los hombros al aire. Es un traje de novia en toda regla, o un disfraz de princesa Disney.

La Reina ha traído toda la artillería en forma de joyas.

Para la cena volvió a elegir la Tiara Mellerio o Floral, que debe ser la favorita de doña Letizia, ya que es la que más se pone. Fue el regalo del Gobierno a doña Sofía cuando se casó en 1962 con don Juan Carlos.

La esposa de don Felipe llevaba una gran cantidad de piezas ¡

! En la banda de la Orden del Sol Naciente, que se le concedió ese mismo día por la visita de estado, lucía dos broches, el de esa misma condecoración, y la Flor de Lis, regalo de don Felipe. Y lo que más nos ha gustado, dos brazaletes de brillantes de Cartier. Pertenecieron a la reina Victoria Eugenia, y en un pasado fueron una tiara. Son una preciosidad.

Me han encantado los pendientes, hechos en diamantes y zafiros. ¡Queremos verlos mucho más! No voy a hablar del peinado, ya que, vuelve a ser un moño.

En la mano una carterita, que bien se podía haber quedado en el hotel, ya que no aportaba nada, firmada por Varela.

No seré yo la que diga que el estilo Princesa Disney no mola o no es apropiado. Pero está claro que el estilo japonés es muy distinto.

¿Que os parece a vosotros? ¿os ha gustado?

Publicidad - Sigue leyendo debajo