Sigue sin convencerme

Se supone que ya estamos en primavera pero esta mañana en Madrid hacía bastante frío. Por eso creo que el top de tweed elegido por la Reina para su reunión de trabajo con el Real Patronato sobre Discapacidad, ha sido un acierto. Lo que no significa que me guste, sólo he dicho que, esta vez, [...]

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Se supone que ya estamos en primavera pero esta mañana en Madrid hacía bastante frío. Por eso creo que el top de tweed elegido por la Reina para su reunión de trabajo con el Real Patronato sobre Discapacidad, ha sido un acierto. Lo que no significa que me guste, sólo he dicho que, esta vez, ha acertado con la meteorología. Que ya es un paso.

Y es que a mi el color burdeos... no me gusta mucho. Doña Letizia ha elegido un cuerpo de tweed en tonos burdeos, de manga larga y cuello redondo. No sabemos la firma, sigue siendo un misterio. Empiezo a crear mi propia teoría sobre este tema, pero como primero tengo que comprobarla para luego poderla contar. La Reina lo ha combinado con una falda a juego de Hugo Boss, el misma combinación que uso hace unos meses para una reunión de la FAD.

No me convenció entonces ni me convence mucho ahora, la verdad. Pero no puedo decir que no le quede bien, ni que no sea correcto. Hoy es una cuestión de gustos.

En la mano la misma cartera que entonces, de la firma española Acosta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lo que no me gusta nada es el cambio de zapato. Ha cambiado los salones burdeos por unos de Magrit en tono nude con las tiras cruzadas. Me resulta muy feo el efecto.

Lo mejor del día ha sido el peinado. El semirecogido le queda bien a la esposa de Felipe VI, que además llevaba hoy los pendientes intercambiables de Coolook que tanto me gustan.

En resumen: un 'look' más que no pasara a la historia por ser el más estiloso, ¿no?

Publicidad - Sigue leyendo debajo