Cumpleaños feliz

Cumplir 44 años en el Teatro Real viendo "Otello" de Verdi tiene que ser una cosa increíble y maravillosa. Mucha envidia me dio ayer la Reina. La ocasión merecía un estreno y doña Letizia no quiso defraudar. No os puedo decir cuántos LBD debe tener nuestra Monarca, pero ayer, lució uno más. Se trataba de [...]

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cumplir 44 años en el Teatro Real viendo "Otello" de Verdi tiene que ser una cosa increíble y maravillosa. Mucha envidia me dio ayer la Reina. La ocasión merecía un estreno y doña Letizia no quiso defraudar. No os puedo decir cuántos LBD debe tener nuestra Monarca, pero ayer, lució uno más.

Se trataba de un vestido de cóctel en crepe negro con cinta de macramé. Firmado por Felipe Varela, me gustó mucho, sobre todo porque resultaba espectacular, digno de una Reina en un palco del Teatro Real. El gipur del bajo dejaba ver que sus piernas no tienen 44 años, ya que las tiene de jovencita.

Los complementos de la noche también contribuían a un "look" elegante y sencillo. La Reina calzó unos Magrit de charol y llevó en la mano una sencilla cartera de terciopelo también de Varela.

Pero sin duda, lo mejor estaba detrás. Me chifló la espalda. Son esos detalles los que hacen de un vestido que sea especial o no. La espalda tenía un precioso escote en "v" que insinuaba pero sin perder el respeto.

Además eligió un moño en trenza que iba perfecto para el "look".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Era una noche especial que merecían unos pendientes especiales. Y la Reina eligió los que sus suegros, los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía, le regalaron por su boda allá en el 2004.

Total, que la Reina cumplió 44 años y lo hizo de una manera especial con un atuendo especial, ¿estáis de acuerdo?

Publicidad - Sigue leyendo debajo