En un lugar de la Mancha... con tacones

Hoy nos hemos dado una vuelta por La Mancha de Cervantes. Este 2016 se celebra los 400 años de la muerte del escritor de "El Quijote" y los Reyes visitaban varios pueblos de la zona para acercase a su gente. Ha sido un día de literatura, vino, queso y tacones. Y una jornada agotadora. Y [...]

Hoy nos hemos dado una vuelta por La Mancha de Cervantes. Este 2016 se celebra los 400 años de la muerte del escritor de "El Quijote" y los Reyes visitaban varios pueblos de la zona para acercase a su gente. Ha sido un día de literatura, vino, queso y tacones. Y una jornada agotadora.

Y es que todavía me asombra la capacidad de la Reina de caminar con esos tacones tan altos por un empedrado como el de Villanueva de los Infantas, la primera parada de hoy.

Doña Letizia ha elegido un "look" al que me he ido haciendo a lo largo del día. La primera impresión, en Villanueva (lugar que se otorga el privilegio de ser ese que dice Cervantes: "En un lugar de La Mancha...") cuando se ha bajado del coche ha sido de extrañeza. Me esperaba otro estilo hoy. En un principio no me cuadraba nada.

La chaqueta es nueva. Se trata de una prenda de Uterqüe estilo murciélago y cuello redondo con un botón enorme, me resulta un poco de disfraz de payaso. Cuesta 125 euros.

Por debajo de la chaqueta uno de esos jerseicillo (término que, por cierto, he encontrado en la Fundéu) que tan poco me gustan, en color rosa palo y que no sé de quién son.

Como parte de abajo, unos pantalones capri nuevos. Son en color blanco de la marca Massimo Dutti, de este verano, y cuestan 59.95 euros.

Y luego la prenda estrella del día, las sandalias de Magrit. No eran nuevas, se las habíamos visto ya en dos ocasiones anteriores, pero, de verdad, que me alucina como camina entre el empedrado de las calles sin ningún problema. Mira que me gustan los tacones y, creo, que sé caminar con ellos, pero hoy fijo que yo hubiera acabado con un esguince de tobillo. Y ella, cuatro horas, cuatro pueblos y miles de saludos, sin problemas. Bueno, ha tenido uno, que se le ha pegado un papel al tacón que no era capaz de despegarlo.

Después de visitar Tomelloso y parar a comer en San Carlos del Valle, la Reina se ha quitado la chaqueta para acudir a Talavera de la Reina. Allí, me he reconciliado un poco con el "look" de hoy. Pegaba más el jersey con los zapatos, que tampoco me apasionan. Sin chaqueta la cosa ha mejorado.

Como joyas, sólo unos pendientes de TOUS, hechos en oro amarillo de 18 quilates, turmalinas rosa, esmeralda y piedra de la luna. Son muy bonitos, pero los hemos visto muchas veces.
Lo cierto es que hoy, me hubiera peinado de otra forma. Que pocas veces se pone una sencilla coleta y que bien le queda cuando lo hace. Para esta maratoniana jornada, me hubiera gustado más que el moño bajo, que le queda ideal, pero me aburre ya un poco.

Bueno amigos, os dejo. Me marcho a dormir. Estoy agotada. Ha sido un día muy intenso pero también he recuperado la sensación y la certeza de que la gente quiere mucho a los Reyes y que estos viajes sirven, y mucho, para que los españoles tengan su trocito de Corona.

¿Que os parece a vosotros? ¿os gusta el "look"?

Publicidad - Sigue leyendo debajo