Estrena tiara y repite vestido

Los Reyes de España asistieron ayer a la cena de gala en honor al 75 cumpleaños de la reina Margarita de Dinamarca. Este país le tiene que traer maravillosos recuerdos a doña Letizia. Fue en Copenhague donde se estrenó un 14 de mayo de 2004 como Princesa ante los Royal europeos, y ha sido en [...]

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los Reyes de España asistieron ayer a la cena de gala en honor al 75 cumpleaños de la reina Margarita de Dinamarca. Este país le tiene que traer maravillosos recuerdos a doña Letizia. Fue en Copenhague donde se estrenó un 14 de mayo de 2004 como Princesa ante los Royal europeos, y ha sido en esta ciudad también donde se ha estrenado como Reina. Para su debut como soberana la esposa de Felipe VI ha estrenado corona y no ha estrenado vestido, aunque no os suene.

La Reina se puso ayer por fin la tiara Princesa de la joyería Ansorena. Esta joya se la regaló su marido hace seis años por su quinto aniversario de boda. En plena crisis, a doña Letizia no le pareció correcto aparecer con semejante pieza, y creo que esa decisión fue acertada. Ayer fue el día, el mejor momento, para hacer un estreno de tantos quilates.

Como pendientes eligió los de oro blanco con perlas australianas y diamantes. Un diseño que se puede alargar o acortar, una maravilla.

Ayer era una cita importante para ella, porque se puso una cantidad de joyas poco habitual en nuestra Reina. Además de la tiara y los pendientes, lució un anillo, el de oro blanco y diamantes de Bvlgari, el brazalete art deco de Cartier y en la banda un broche de dos corazones de la colección de joyas de doña Sofía.

Se trata de una pieza compuesta por más de 450 diamantes y 10 perlas australianas, que se llama popularmente "Ansorena", porque fue adquirida en la joyería histórica de la Casa Real con sede en la calle Alcalá de Madrid. Por eso se la denomina así, Ansorena, aunque hay quien la llama 'Princesa' porque se compró cuando la Reina aún era Princesa de Asturias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La tiara se desmonta y doña Letizia sí que se ha puesto en muchas ocasiones la flor de Lys que corona la pieza y que se puede colocar como broche.

Resuelto el misterio de la corona, llegó el momento del vestido. La reina eligió un traje de noche en seda blanca con superposición de tul bordado en flores de azabache de Felipe Varela, cartera negra del diseñador y salones de Magrit. Era muy estilo "made in Spain" resaltado gracias a un precio mantón de Manila en color negro que llevó como complemento. Para mí el "look" de la Reina en Copenhague fue de diez.

¿Os suena el vestido? Seguro que no, porque es la primera vez que se lo pone en público, pero no es nuevo. Doña Letizia lo ha llevado en otra ocasión, para una fiesta privada de la que no tenemos imágenes. Así que de estreno nada, ya lo había lucido y eso, además, le da la seguridad de saber que acertaba.

¿Qué os ha parecido el debut de nuestra Reina ante el resto de las reinas?, ¿os gusta la tan esperada tiara?, ¿y el vestido?

Publicidad - Sigue leyendo debajo