En honor a su tierra

  Lo primero disculparme por la tardanza en subir este post. Oviedo y los Premios Príncipe de Asturias (que ya en esta nueva edición convocada se llaman Princesa de Asturias) es un no parar de trabajo, que sumado a los madrugones y al regular wifi del hotel y del pueblo ejemplar, me han impedido subir [...]

Lo primero disculparme por la tardanza en subir este post. Oviedo y los Premios Príncipe de Asturias (que ya en esta nueva edición convocada se llaman Princesa de Asturias) es un no parar de trabajo, que sumado a los madrugones y al regular wifi del hotel y del pueblo ejemplar, me han impedido subir este post hasta que no he vuelto a casa.

El vestido que la Reina luce el día de los galardones en Oviedo es para ella el más importante del año. Doña Letizia se encuentra en su casa, su ciudad y su tierra, y quiere que las personas que la vieron crecer en estas calles la vean radiante ya como Reina.

Por eso, la esposa de Felipe VI quiso hacer un pequeño guiño a su Asturias natal y eligió un vestido en el color de la Comunidad Autónoma. Se trata de una creación de Felipe Varela (para un día tan importante ella sólo confía en el modisto madrileño) en forma lápiz en encaje de malla azul zafiro, bordado en cristal negro mate y brillo. La cartera en forma pochette era de raso azul noche. El salón de ante a tono era de Magrit. Es decir, innovación en marcas nada de nada. Pero no es el día para hacer experimentos.

Como joyas la Reina volvió a ponerse los pendientes de diamantes, oro blanco y aguamarinas de Bulgari que tras unos años olvidados en el joyero ya hemos visto en dos ocasiones desde que es Soberana, y me alegro porque son tan bonitos.

Una vez más me encantaría que vierais el vestido de doña Letizia de cerca, porque era una preciosidad que en foto no se aprecia. Cuando la Reina caminaba el vestido sonaba a su paso. Los bordados, hechos a mano, eran una obra de arte. La mezcla de colores, el negro y azul noche es una combinación que a nuestra Reina le gusta mucho y que a mí también.

Doña Letizia, además, cambió de peinado y volvió a peinarse con un recogido bajo con volumen, que le queda mucho mejor que cuando se los hace en liso. El maquillaje, era muy ligero, y resaltaba mucho sus ojos.

Por la mañana para las audiencias en el Hotel Reconquista a los Premios Fin de Carrera de la Universidad de Oviedo y a la Medallas de Oro de Asturias la Reina volvió a ponerse el traje de Varela que estrenó el 22 de abril de este año en la Comida de las Letras y que luego eligió para la abdicación de don Juan Carlos el 18 de junio.

El último acto de los Premios es la entrega del Pueblo Ejemplar, que tuvo lugar ayer por la mañana en el pequeño pueblo de Boal. Es mi acto favorito del viaje, me encanta ver el efecto que los Reyes causan en la gente, es maravilloso.

Para esta mañana campestre en la que la Reina se entrega en cuerpo y alma a la gente que lleva esperándola horas para saludarla, doña Letizia eligió un "look" de sport con una cazadora estilo bomber de Hugo Boss y zapatos Oxford . Algo muy apropiado para una jornada dedicada al ámbito rural. Igual debería haberse puesto algo un poco más llamativo, porque con tanta gente que va con ellos, alcaldes, presidentes de Asturias, seguridad, personal de Zarzuela, la gente la confundía desde lejos con ellos, ya que su chaqueta era del mismo color que los trajes de los señores.

¿Qué os han parecido a vosotras los Premios de este año?, ¿os ha gustado su primer "look" de Reina en Asturias?

Publicidad - Sigue leyendo debajo