La casaca olvidada

Os voy a confesar una cosa: no pensaba hacer post sobre la visita de la Reina y la Princesa al Rastrillo Nuevo Futuro que tuvo lugar el viernes. Tengo varias razones para ello, pero la primera y fundamental, es que del "look" de la Princesa no sabía nada de nada. Los que lo vimos en [...]

Os voy a confesar una cosa: no pensaba hacer post sobre la visita de la Reina y la Princesa al Rastrillo Nuevo Futuro que tuvo lugar el viernes. Tengo varias razones para ello, pero la primera y fundamental, es que del "look" de la Princesa no sabía nada de nada. Los que lo vimos en directo nos pareció un conjunto correcto, sin arriesgar mucho, pero sin un sólo complemento ni nada que destacar. Pero siempre hay alguien que te abre los ojos, y resulta que la chaqueta que llevó doña Letizia tiene algo de historia detrás.

Visitar el Rastrillo Nuevo Futuro es como viajar al pasado. La media de edad de las voluntarias de los puestos rondan los 65 años, lo que no significa que no te pasen por encima para intentar hacerle una foto a la Reina y a la Princesa o que se corten a la hora de comentar, a menos un metro de las protagonistas: "La Reina está estupenda... ¡qué guapa! pero la otra... qué delgada, qué sosa!". Es ahí donde mi admiración hacia doña Letizia reconozco que se dispara, porque yo me giraría y les diría cuatro cosas... pero esto es así. Fuera del ambiente, centrémonos en lo nuestro, que es la ropa. La Princesa eligió un "look" sencillo de chaqueta estilo casaca de Uterqüe, pantalón azul marino de Hugo Boss y mocasines con tacón, lo que más me gustó de todo el conjunto.

Lo cierto es que yo me marché el viernes del Rastrillo pensando que la chaqueta era nueva, pero me he llevado una sorpresa al llegar a la redacción esta mañana y una compañera me ha comentado que de estreno nada. La Princesa la lució la última vez cuando el pasado mes de marzo se reunió en Holanda con su marido y el resto de los todavía príncipes europeos. En aquella ocasión eligió un jersey fucsia para debajo de la chaqueta, el mismo pantalón azul, y en los pies unos salones grises con plataforma.

De hecho, la casaca la estrenó hace casi un año, es de la temporada pasada, cuando inauguró la Feria del Libro Infantil y Juvenil en Madrid. A mí se me había pasado completamente, probablemente porque no me dice nada, es bonita, no digo que no, pero ¿a vosotras os gusta mucho? A mí ni mucho, ni poco. Volverá a pasar al olvido de mi memoria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo