Letizia tripite de nuevo con Varela

Los Príncipes han estado en Cáceres, pasando un poquito de calor, presidiendo un tema del Instituto Cervantes y para ello Letizia ha vuelto a recurrir al armario algo a lo que nos tiene muy acostumbrados para sacar un vestido color coral de Felipe Varela alguien a quien nos tiene muy acostumbrados también. Este traje, de [...]

Los Príncipes han estado en Cáceres, pasando un poquito de calor, presidiendo un tema del Instituto Cervantes y para ello Letizia ha vuelto a recurrir al armario algo a lo que nos tiene muy acostumbrados para sacar un vestido color coral de Felipe Varela alguien a quien nos tiene muy acostumbrados también. Este traje, de gasa en color coral, tableada y mangas transparentes, es de hace seis años!!!

A la Princesa se lo vimos por primera vez durante una visita a la Fundación Handisport de Mallorca; fue el 27 de julio de 2011, es decir, hace casi dos años. Me acuerdo perfectamente porque ya por aquel entonces no me gustó nada, y ahora sigue sin gustarme.

El vestido me recordaba a uno de Max Mara, en largo, en plan traje de fiesta, y ese me gustaba un poco más, pero sin levantar pasiones.

Un año después pude verlo en directo. España ganó la Eurocopa de fútbol y el 2 de julio de 2012 los jugadores eran recibidos en Zarzuela por los Reyes, los Príncipes, la infanta Elena y las infantas Leonor y Sofía. Mientras todos los compis se fijaban en los futbolistas, yo me dediqué un rato a observar y pensar por qué no me gusta el vestido; en realidad es una firma que me encanta y el color no me desagrada, ¿cuál era el problema, entonces?

Y hasta Cáceres no me he dado cuenta de cuál era el problema: es la mezcla. No me gusta el corto que tiene, demasiado mini para el estilo del vestido, se mezclan las tablas con un lazo lady que no pegan y luego intenta ser algo sexy al transparentarse las mangas. Un collage extraño para una misma prenda.

Sí me han gustado mucho los complementos. Sus eternos salones de Magrit en color nude y una cartera de Mango con aplicaciones en el mismo tono, que este año se ha puesto mucho. Como joyas, unos pendientes de oro amarillo muy gruesos que le quedan de maravilla, y es que a su rostro este tipo de pendientes le sientan muy bien.

¿Y a vosotras qué os parece?, ¿os convence el vestido u os pasa como a mí?

Publicidad - Sigue leyendo debajo