El rey emérito Don Juan Carlos participa en la regata de Sanxenxo

Acompañado por la Infanta Elena, acudió de nuevo a uno de sus deportes favoritos después del parón médico.

Don Juan Carlos regatas
Gtres

El rey emérito, Don Juan Carlos, ha retomado una de sus pasiones deportivas, las regatas marítimas. Apartado de ellas durante los últimos meses por sus problemas médicos, este fin de semana ha podido volver a hacerse a la mar ayudado por su bastón. Don Juan Carlos ha acudido a Pontevedra acompañado de su hija, la Infanta Elena, quien también ha aprovechado para participar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Don Juan Carlos acompañado en Sanxenxo
Gtres

Sin separarse de su bastón, Don Juan Carlos va retomando poco a poco su actividad física. Y una de sus pasiones es el deporte de vela. Por ello, no ha dejado pasar este fin de semana en el que se celebra la regata de Sanxenxo (Pontevedra, Galicia), para participar en ella. El rey emérito ha acudido al Real Club Náutico donde ha sido recibido como antaño junto a su hija, la infanta Elena y su amigo Pedro Campos.

Don Juan Carlos subirá a bordo del Bribón, junto a la tripulación que hace apenas dos semanas se alzaba con el Campeonato de Europa en la categoría de 6 metros. Allí contará con la compañía de su buen amigo Pedro Campos, en cuya casa también suele alojarse cada vez que visita la localidad gallega.

Mientras, la infanta participará en el Titia, de Alicia Freire y que patronea Mauricio Sánchez Bellas. Se trata de la tripulación con la que acostumbra a competir cada vez que acude a estas regatas. En el mes de agosto, con la sonada ausencia de la Familia Real por los problemas médicos de Don Juan Carlos, el navío acababa segundo en la Copa Mapfre.

Tras unos meses complicados para el Rey emérito, debido a los escándalos, ahora parece que las aguas vuelven a su cauce y él a retomar su vida habitual, participando en eventos deportivos como éste en el que está arropado por su primogénita. Padre e hija siempre han estado muy unidos y una vez esto se ha evidenciado con estas imágenes en las Rías Baixas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo