Letizia, simpática y cercana

Sus gestos más amables en Almagro

La Reina viajó a Almagro (Ciudad Real) el martes 9 de julio para presidir la reunión del Consejo del Real Patronato sobre Discapacidad y entrega de los Premios Reina Letizia 2018. Antes de acceder a un escenario único como el Teatro Corral de Comedias, los vecinos de la ciudad le dieron una calurosa bienvenida en la Plaza de Mayor. Fue un calor doble, por el termómetro, que a las 11:00 (y bajo el sol) no paraba de subir; y por el cariño que recibió de la gente.

Letizia vestido rosa Carolina Herrera
Chema Clares

Al margen del estilismo, que luego comentaré, me llamó la atención la composición de su imagen, el lenguaje gestual y corporal y la comunicación no verbal. Se maneja a la perfección. La cercanía que muestra, el afecto que transmite. La imagen siguiente es la prueba…

Letizia vestido rosa
Gtres

¿Puede ser más difícil sujetar dos marcos (cada uno en una mano) y posar con ellos? La Reina volteó las fotos para que se vieran. Para que las viéramos todos. Como un gesto de gratitud y de compartir su ilusión. Doña Letizia, como experta en comunicación, domina a la perfección estas situaciones. Una vecina de Almagro obsequió a la Reina con dos fotos de la última visita de los entonces Príncipes de Asturias y sus hijas a la ciudad, en marzo de 2013. Y ella se mostró muy agradecida. Fue el momentazo del día.

Letizia look Carolina Herrera
Gtres

Letizia también cuida mucho el contacto visual y la proximidad, como el posado que compartió con una señora mayor. Como ella, muchos otros esperaban pacientes la llegada de la Reina, en primera fila, de pie y bajo el sol de julio.

Letizia, look rosa
Gtres

La Reina presta atención a estas pequeñas cosas, al calor, las esperas… y se preocupa especialmente por los mayores y los niños. Muy cariñosa y sonriente, saludó a unas niñas.

Letizia, con un look de Carolina Herrera

De vuelta al estilismo, he encontrado dos fotos que parecen del mismo evento. Sin embargo, ha pasado un año entre una imagen y otra. La mujer de Felipe VI rescató en Almagro un Carolina Herrera en rosa intenso, que completó con los fabulosos y altísimos mules de Steve Madden en color nude. Estrenó este vestido en junio de 2018, en el viaje oficial de los Reyes a Estados Unidos. La diferencia básica que veo entre el estilismo del año pasado (imagen izquierda) y el de este año (imagen derecha) es el color del pelo. En 2018, la Reina optó por unas mechas de un tono más claro que su color natural. Me parece que le suavizaba el gesto. Desde hace unos meses, ha optado por mantener una melena más oscura, que ilumina con mucho brillo y con alguna cana. Ahora que veo el contraste, me gustan más las mechas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo