El Rey Felipe VI acude al besapiés del Cristo de Medinaceli

Entre vítores y aplausos, el jefe de Estado ha sido recibido en la céntrica basílica madrileña de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli.

Felipe VI ha causado una gran expectación durante su visita a la basílica de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli, situada en el centro de la capital. El viernes por la mañana, el monarca se sumó a los miles de devotos que hacen cola para cumplir con la tradición y besar los pies de la imagen del famoso Cristo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pese al mal tiempo, un sinfín de fieles han recibido al monarca entre vítores y aplausos. Bien abrigado para hacer frente al temporal, el jefe de Estado ha sido recibido a las puertas del templo religioso por algunas autoridades eclesiásticas, entre las que se encontraban el superior provincial de los frailes capuchinos, Benjamín Echeverría, el superior de la comunidad, Carlos Coca, y una representación de la Cofradía de Jesús de Medinaceli.

A su entrada a la basílica, el órgano de la iglesia ha tocado los acordes del himno de España. Después, Felipe VI ha hecho un recorrido por sus instalaciones, sin dejar de cumplir con la tradición de besar los pies de la imagen religiosa.

Tras persignarse y contemplar al Cristo desde los bancos de la iglesia, ha tenido un breve encuentro en la Sacristía con los padres capuchinos y algunos miembros de la cofradía, quienes han querido honrar su visita haciéndole entrega de la medalla de esclavo de honor de la hermandad. Antes de abandonar las instalaciones, el monarca ha querido agradecer el cariño recibido y se ha acercado a estrechar la mano de algunas de las personas congregadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde que se convirtiera en monarca, Felipe VI todavía no había acudido a venerar al Cristo de Medinaceli. La última vez que visitó el templo religioso fue en 2004, dos meses y medio antes de su boda con Doña Letizia, quien también le acompañó aquella vez a cumplir con la tradición de besar los pies de la talla religiosa.

En esta ocasión, ha acudido solo, debido a que la Reina está en Santiago de Compostela asistiendo a un acto. La primera vez que Don Felipe acudió al besapiés del Cristo de Medinaceli fue en 1996, cuando todavía era heredero a la Corona española.

Publicidad - Sigue leyendo debajo