El Rey sufre un tropezón sin consecuencias

Don Juan Carlos tropezó con un escalón cuando accedía a la sede del Estado Mayor de la Defensa en Madrid. Afortunadamente pudo poner las manos y minimizar el golpe.

image

Don Juan Carlos tropezó con un escalón cuando accedía a la sede del Estado Mayor de la Defensa en Madrid. Afortunadamente pudo poner las manos y minimizar el golpe.

1 de 7
Un gran susto

Don Juan Carlos ha sufrido un pequeño percance en la mañana de este jueves 2 de agosto cuando se disponía a realizar una visita oficial a la sede del Estado Mayor de la Defensa, situada en la madrileña calle de Vitruvio.

La accidental caída al suelo afortunadamente no ha tenido practicamente ninguna consecuencia, salvo el susto y unos pequeños rasguños en la nariz y barbilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Tropezón real

Don Juan Carlos sufría la caída cuando iba a acceder a la sede del Estado Mayor de la Defensa después de saludar  las autoridades y pasar revista.

El monarca se dirigía al interior del edificio tras saludar a los periodistas que esperaban su llegada, algo que hizo que no advirtiera la existencia del fatídico escalón que finalmente lo llevó al suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Un golpe sin consecuencias

El Rey, que se levantó rápidamente por su propio pie, no sufría más que el golpe y algún que otro rasguño. Afortunadamente pudo poner las manos a tiempo para amortiguar el impacto contra el suelo y éste no fue excesivamente duro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
En plena forma

A pesar del la accidental el Rey seguía su agenda con normalidad. Como tenía programado presidía la reunión de la cúpula militar encabezada por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante Fernando García Sánchez; y participaba en una videoconferencia con militares que se encuentran destinados en misiones internacionales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Se recupera de una rotutra de cadera

El Rey, que en los últimos meses ha superado una operación de cadera, entr otros problemas de salud, todavía se encuentra un tanto convalenciente y, aunque ya camina sin la ayuda de muletas, todavía se mueve con cierta dificultad. Aunque éste no fue el motivo de su caída.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Cita con el presidente de Italia

En la tarde del jueves 2 de agosto, a las 17.00 horas, don Juan Carlos recibía en audiencia al primer ministro italiano, Mario Monti, que se encontraba en Madrid para mantener una reunión de trabajo con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Buen humor pese a todo

A pesar del golpe, horas después del tropezón real que le dejño el rostro algo magullado, en la recepción a Mario Monti, don Juan Carlos se mostraba muy sonriente consciente de que su caída había sido solo una anécdota. El golpe no había ido a peor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo