Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

El Príncipe, fan número uno de la selección femenina de Waterpolo

Don Felipe no se perdió la final olímpica en la que als españolas se enfrentaban a Estados Unidos por la medalla de oro. El heredero, que se desplazó a la capital británica sin Letizia con quien presenciará la clausura de los Juegos, vibró como nunca en un partido que ganaron las norteamericanas.

Don Felipe no se perdió la final olímpica en la que als españolas se enfrentaban a Estados Unidos por la medalla de oro. El heredero, que se desplazó a la capital británica sin Letizia con quien presenciará la clausura de los Juegos, vibró como nunca en un partido que ganaron las norteamericanas.

1 de 7
Sin Letizia en Londres

El príncipe Felipe, que se encontraba de vacaciones junto a la princesa Letizia, sus hijas, Leonor y Sofía, y los Reyes en Mallorca, tenía programado viajar este fin de semana a Londres junto a su esposa para asistir a la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos pero adelantó su desplazamiento en solitario al jueves 9 de agosto para asistir a la final olímpica del waterpolo femenino en el que España se jugaba la medalla de oro con Estados Unidos.

El heredero, que viajó solo, quiso apoyar a nuestras chicas en su primera final olímpica en waterpolo, un hecho histórico ya que debutaban en esta disciplina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Ánimos reales

Don Felipe fue uno de los aficionados que animó con mayor entusiasmo a la selección española femenina de waterpolo durante toda la final.

El Príncipe, que se dejó llevar por la emoción del encuentro, puso su granito de arena desde la grada y no dudó en gritar y corear ánimos para tratar de vencer a Estados Unidos en esta histórica final.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Un aficionado más

El Príncipe, que mostró en esta ocasión su lado más natural, se mostró eufórico con los goles de la selección española, sobre todo al principio de la final, cuando las españolas llegaron a dominar en el marcador y parecía que teníamos todo encarrilado para conseguir una nueva medalla de oro en Londres 2012.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Don Felipe, eufórico

Don Felipe, que es un gran deportista, vibró como nunca con España y se dejó arrastrar por las emociones. Pocas veces hemos visto al heredero tan entusiasmado como en esta final.

Ésta no ha sido la primera ocasión en la que el Príncipe viaja solo para apoyar a los deportistas españoles. Hace poco más de un mes disfrutó solo de la final de la Eurocopa, celebrada en Kiev, en Ucrania, la que España venció a Italia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Felicitaciones reales

Finalmente España no pudo vencer a Estados Unidos, que era la gran favorita desde el inicio de la competición, pero la medalla de plata conseguida es todo un sueño para nuestras deportistas. La final terminó con un marcador de 8 goles a 5.

Don Felipe bajó a la piscina a saludar y felicitar una a una a las deportistas españolas, a quienes dedicó unas cariñosas palabras y sonrisas de agradecimiento por el histórico logro conseguido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Dulce derrota

Don Felipe quiso felicitar a las jugadoras por su enorme éxito. "Lástima porque la medalla de plata siempre es una derrota, pero la proeza que han hecho llegando a la final ni lo hubieran soñado, así que hay que estar muy contentos. Hubiera sido más bonito ganar un oro. Lo importante es que han llegado a la final", afirmaba tras el partido.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Una imagen para el recuerdo

La foto de grupo de este histórico momento no podía faltar. Don Felipe posó con la selección femenina de waterpolo, que tan orgullosos nos ha hecho sentirnos durante toda la competición.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo