Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

La infanta Elena, en la lista de morosos de Hacienda

La primogénita del Rey debe 510 euros a la Agencia Tributaria por una empresa que creó en 2007 y disolvió ocho meses después sin ratificarlo debidamente. La noticia se ha conocido horas después de que doña Elena disfrutase en Sevilla del Concurso de Saltos junto a su amigo Felipe Zuleta. 

La primogénita del Rey debe 510 euros a la Agencia Tributaria por una empresa que creó en 2007 y disolvió ocho meses después sin ratificarlo debidamente. La noticia se ha conocido horas después de que doña Elena disfrutase en Sevilla del Concurso de Saltos junto a su amigo Felipe Zuleta. 

1 de 15
Un error de su departamento jurídico

La infanta Elena ha visitado en la mañana de este lunes un pequeño estudio de cine en Segovia, que ha sido inaugurado.

Su estancia en el estudio ha coincidido con la noticia de que se encuentra en la lista de morosos de la Agencia Tributaria por 510 euros.

Los hechos se remontan a julio de 2007, cuando la Infanta creó una empresa, Global Cinoscéfalos, junto Carlos y Javier García Revenga. Tras ocho meses de actividad, en febrero de 2008, doña Elena decidió disolver la empresa, pero, al parecer, la disolución no se ratificó correctamente y se mantuvo activa en el Registro Civil, según informa el diario Cinco Días.

Javier Ayuso, portavoz de la Casa Real, ha aclarado al periódico económico que no fue porque ''no quisiera atender sus obligaciones fiscales, sino porque todo, aparentemente, había quedado resuelto y cerrado en 2007. La sociedad nunca se liquidó. Cometimos un error. Los abogados de la Infanta dieron por hecho que el departamento jurídico de la Casa Real se encargaría de los trámites legales pertinentes (...) y este departamento pensó que quienes se encargarían de hacerlo eran los asesores legales de la Infanta Elena, pero nadie lo hizo''.

La Agencia, que trató en ponerse en contacto sin éxito con la Duquesa, publicó el 24 de julio una notificación, un trámite legal necesario.

Ahora la Casa Real ya se ha puesto en contacto con Hacienda para resolver el problema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
Escapada al Concurso Nacional de Saltos 2 de Sevilla

Doña Elena ha sido noticia por sus obligaciones tributarias sólo unas horas después de estar en Sevilla, relajándose en el Concurso de Saltos, junto a Felipe Zuleta.

Elena de Borbón decidió hacer una escapada a la capital hispalense para disfrutar de su gran pasión, los caballos, para participar en el Concurso Nacional de Saltos 2 que se ha disputado en el Club Pineda y donde ha estado acompañada por su instructor y amigo, Felipe Zuleta.

A punto de cumplir 49 años (el 20 de diciembre), la amazona se mostró en plena forma a lomos de su caballo 'Qant'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
Relax tras una semana de rumores

La Infanta se ha reencontrado con numerosos amigos de sus aventuras hípicas y se ha tomado una jornada de relax después de sus actos últimos oficiales y de una semana movidita en la que se ha rumoreado con insistencia que podría haber iniciado un romance con el doctor Ángel Villamor, médico de su padre.

En la foto, charla al llegar con Luis Astolfi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Estuvo acompañada por su instructor Felipe Zuleta

La infanta Elena estuvo acompañada por su instructor de equitación y gran amigo suyo (en la foto, a la derecha), Felipe Zuleta de Reales (41 años), con el que también se la relacionó en su momento porque fue uno de sus grandes apoyos cuando se separó de Marichalar.

Felipe es teniente coronel de Caballería y, además de acompañar a la Infanta, acudió al Club Pineda para competir en el CNS2.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
Estaba Luis Astolfi, pero no Fernández Durán

Elena coincidió con algunos de sus amigos y compañeros de su gran afición por los caballos, como Luis Astolfi (su primer novio allá por 1984 durante dos años (en la foto, a la derecha), pero el que no se encontraba presente en el concurso era el jinete Alfredo Fernández Durán, de 48 años, con el que también se la ha relacionado durante los últimos días.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
Su amigo Alfredo está casado y bien casado

Alfredo, amigo de Elena desde mucho tiempo y con el que ha compartido incluso vacaciones en Baleares, ha retomado la amistad con la infanta desde que se separó de Jaime de Marichalar, pero él mismo ha desmentido unos rumores que vienen de lejos: "Es falso total. Somos amigos de ella, pero estamos casadísimos y bien casados", dijo sobre su matrimonio desde hace 7 años con Alicia Llanza.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
El doctor Villamor suena con fuerza

El otro presunto pretendiente de Elena al que apunta la rumorología es Ángel Villamor, traumatólogo de prestigio que hasta el momento no ha querido ni confirmar ni desmentir la información, algo que ha alimentado todavía más los rumores de una posible relación sentimental.

El doctor Villamor es el médico que ha operado a Rey, por lo que mantiene una estrecha relación con la Familia Real y entre su clientela se incluyen deportistas de élite y toreros

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
El traumatólogo se desmarca del romance en Asturias

El doctor Villamor ha participado este fin de semana en el Palacio de Congresos de Calatrava, en Buenavista, en las VI Jornadas de Fisioterapia del Principado de Asturias.

En el transcurso de una entrevista, le preguntaron por cómo lleva ocupar las portadas de las revistas del corazón, a lo que el traumatólogo respondió con contundencia: "Tengo mucho trabajo y responsabilidades. Tanto que no puedo perder tiempo en ese tipo de cosas ni preocuparme por algo que no merece la pena. No sé si me explico con suficiente claridad".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
Elena, ni confirma ni desmiente

La infanta Elena, sin embargo, no suele molestarse en confirmar o desmentir los rumores que aparecen de forma regular sobre su presente amoroso y ahora, cuando se la ha relacionado con el doctor Ángel Villamor, se mantiene en su línea.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Muy relejada y concentrada

A Elena se la vio relajada, pero también concentrada en los momentos previos y posteriores a su concurso con su caballo 'Qant'. Antes de competir, cuidó de preparar con mimo su caballo para completar su concurso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
La gorra, parte de su look de amazona

Tocada con una gorra y con la habitual trenza que suele hacerse en el pelo para competir, la Infanta se puso un chaleco de plumas sobre la chaqueta de amazona para combatir el fresco de la mañana.

Elena esta vez no estuvo acompañada por ninguno de sus hijos, pese a que a Victoria también le apasionan los caballos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Rencuentro con varios amigos

Después de su concurso, la Infanta, que no se prodiga mucho últimamente en ejercer su deporte favorito, acudió a saludar a algunos amigos, todos ellos muy jóvenes y relacionados con el mundo de la hípica.

Con ellos se mostró muy sonriente y dicharachera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
La Infanta está de muy buen humor

La hija de don Juan Carlos y doña Sofía se mostró sonriente durante su estancia en el Club Pineda, y dio muestras de su buen humor cuando conversaba con un amigo al que acompañaban tres pequeños que apenas le dejaban charlar con la Infanta.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
Se quedó en manga corta tras su concurso

Nada más acabar su concurso y con la mañana mucho más calentita en la capital andaluza, la Infanta se despojó de su chaqueta y su casco, y se puso el chaleco, pero prefirió disfrutar de la buena temperatura en manga corta.

En la foto, Elena charla con un jinete (de rojo) y con su instructor y también participante en el concurso, Felipe Zuleta.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
Después de actuar, regresó a Madrid

Una vez finalizado su concurso y tras intercambiar impresiones con algunos participantes, la Infanta, con gafas de sol, recogió sus pertenencias y se marchó con Felipe Zuleta, con el que también llegó al Club Pineda en su coche.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo