Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Cristina, acorralada

La infanta está tocando fondo. El cerco judicial sobre ella, la imputación de su secretario personal, la fianza de su marido y el aislamiento social en el que vive la han sumido en la tristeza.

La infanta está tocando fondo. El cerco judicial sobre ella, la imputación de su secretario personal, la fianza de su marido y el aislamiento social en el que vive la han sumido en la tristeza.

1 de 19
Doña Cristina, en su peor momento

La infanta Cristina está al límite. Se siente agotada, sin apenas fuerzas para seguir hacia adelante y se muestra cada vez más tocada emocionalmente. Ha apoyado de forma incondicional a su marido, Iñaki Urdangarín, e incluso habría antepuesto esta actitud a los deseos de su propia familia. Pero la situación judicial del exdeportista que, lejos de irse solucionando, se complica cada vez más y ha salpicado a otras personas de su entorno, ha terminado por pasarle factura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 19
La infanta, muy afectada

"Está muy afectada y preocupada", ha reconocido Mario Pascual Vives, el abogado de su marido que, hasta ahora, siempre había evitado pronunciarse sobre la parte más personal de los duques de Palma.

La imputación de Carlos García Revenga, secretario personal de las Infantas, ha sido lo que ha terminado por hundir a doña Cristina.

Revenga tendrá que declarar el 23 de febrero, el mismo día que volverá al juzgado Iñaki, casi un año después de testificar en el juzgado de Palma por primera vez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 19
Una situación insoportable

La imputación de Carlos García Revenga, unida a que el fiscal que lleva el caso ha declarado que se pensará si imputa a la Infanta tras la declaración de Diego Torres, la ha llevado a vivir unas de las semanas más negras desde que comenzaron las investigaciones alrededor de los negocios de su marido.

La situación se está haciendo insoportable para ella. Está también el temor al posible juicio al que se enfrenta Iñaki, la encrucijada permanente en la que los sitúa el exsocio de Urdangarín con sus comprometedores emails y, sobre todo, el vacío que siente por parte de su familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 19
La Reina, un gran consuelo

La infanta Criatina unicamente encuentra consuelo en la Reina, que se ha volcado con su hija y con sus nietos y que incluso ha mediado con el Rey y el Príncipe, más preocupados por marcar su papel institucional que familiar, en busca de un acercamiento que no se produce y que, es más, se evidenciaría cada vez más en público.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 19
Sus hijos, su otro consuelo

La Infanta Cristina apenas tiene vida social. Sus salidas se limitan a los asuntos relacionados con su trabajo y con sus hijos. En la imagen, cuando el pasado 1 de febrero acompañó a Miguel, Pablo e Irene al colegio.

Siempre ha intentado que los niños estén al margen de la delicada situación en la que están inmersos y ha mostrado con ellos su mejor cara. Pero, ahora, ni con ellos logra sonreír. Mientras los lleva de la mano y caminan hacia el colegio, apenas logra esbozar una ligera sonrisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 19
Reciente viaje relámpago a Madrid

El pasado 29 Cristina viajó a Madrid, donde permaneció un día buscando apoyo en su madre tras conocerse la imputación de Carlos García Revenga (con él en la imagen).

Éste, además de secretario personal de las Infantas, ha pasado a convertirse en un buen amigo suyo y de su hermana después de 20 años a su servicio.

En Zarzuela dicen que ha sido "una visita normal" ya que "viene alguna vez aunque no con mucha frecuencia", pero lo cierto es que su viaje coincidió con esta situación y la Casa Real podría estar preparándose ante una posible imputación de la Infanta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 19
La infanta podría ser imputada

Hasta ahora, el juez Castro había rechazado imputar a la infanta Crristina, pero las declaraciones de los implicados y los emails en los que Diego Torres revelaría las gestiones personales que la Infanta y el Rey habrían realizado en los negocios de Iñaki podrían provocar un cambio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 19
¿Divorcio o renuncia?

En 'El programa de Ana Rosa' del pasado lunes 4 de febrero, Antonio Rossi (en la imagen) aseguraba que en el viaje de Cristina a Madrid se planteó la necesidad de que se divorciara de Iñaki, algo a lo que ella no parece dispuesta y que ya se le habría pedido cuando comenzó la investigación. Al no hacerlo, se le pediría que renunciara a sus derechos dinásticos con la intención de hacerlo público a través de un comunicado antes de la declaración de Torres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 19
Así sería la renuncia

De renunciar a sus derechos dinásticos, doña Cristina tendría que presentar un escrito al Rey, que pasaría al presidente del Gobierno y que después debería ser ratificado por el Congreso y el Senado.

De cualquier manera, no existe, como apuntan fuentes de la investigación, ningún documento que la relacione con la presunta actividad ilegal de los negocios de su marido.

Hacienda ha descubierto que la hija del Rey y la mujer de Carlos García Revenga, que ejerció como tesorero de Nóos, compartían cuentas bancarias a medias entre 2003 y 2006, algo que se está investigando, pero no se ha demostrado que tuvieran un papel activo en la trama.

El juez también investiga que estuvo presente cuando su marido contrataba empleados de forma fraudulenta.

Además, sobre ella pesa la fianza de 8,1 millones a la que tienen que hacer frente Iñaki y su exsocio. Aunque el abogado de Urdangarín iba a recurrir, de no pagarla se enfrentaría al embargo de sus bienes. Por un lado, está la casa de Pedralbles, puesta a la venta por siete millones de euros, más dos pisos y dos inmuebles en Palma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 19
Iñaki y Cristina se quedan sin calle

Por otro lado, la infanta Cristina siente cada vez más cerca la presión mediática. Una calle de Palma de Mallorca dejará de llevar este título tras la decisión al respecto del ayuntamiento balear, que incluso ha pedido que Iñaki deje de usar el ducado.

El hecho de que firmara sus correos como 'Duque em...palma...do' ha sido el detonante final para estas exigencias por parte del consistorio balear.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 19
Escasas apariciones públicas

Todo esto va haciendo mella en Cristina, que apenas hace vida social. Sólo sale para llevar a sus hijos al colegio o para trabajar e incluso entonces se la ve triste y preocupada, y en las horas que pasa en La Caixa apenas se relaciona ni habla con nadie. Casi no reciben visitas en casa, salvo de una hermana de él.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 19
La última imagen con Iñaki

Tampoco se ha vuelto a ver en público a la infanta Cristina con su marido desde primeros de enero, cuando estuvieron en Baqueira esquiando (foto).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 19
Iñaki y el Príncipe, en polos opuestos

La infanta Cristina no acompañó a Iñaki a la final del Mundial de Balonmano del pasado 27 de enero tal vez pensando lo desagradable que sería coincidir en el mismo lugar con su hermano, el Príncipe, y no saludarse, una situación muy violenta especialmente al estar también los hijos de los duques de Palma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 19
Alejada de sus primas

ALGO MÁS QUE PRIMAS
La condesa de Barcelona, abuela de la Infanta, era hermana del abuelo de Cristina de Borbón dos Sicilias. Además del parentesco, la Infanta y Cristina siempre han sido muy amigas. Extendieron esta buena sintonía a sus parejas y era frecuente ver juntos a la Infanta e Iñaki con Cristina y Pedro López Quesada. Ahora, sin embargo, la distancia es evidente entre ellas, tal vez por la línea marcada por la Casa Real.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 19
Alejada de sus primas

COMO HERMANAS
Alexia de Grecia es prima hermana de Cristina y, además, siempre ha sido una de sus mejores amigas. Las dos, además, han vivido en Barcelona y siempre han estado muy unidas. Han sido también muy cómplices con sus hijos. Ya no se ven. Los problemas judiciales del marido de Alexia, Carlos Morales, también podrían haber influido en este distanciamiento.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 19
Así va la investigación

SUGIERE NUEVAS IMPUTACIONES
En un extenso auto de 542 páginas, el juez José Castro justifica su decisión de poner a Urdangarín y a Torres una fianza de 8,1 millones de euros al apreciar “más que suficientes indicios” en su actuación con Nóos. Asimismo, ha señalado la “previsible” identificación de otros responsables.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 19
Así va la investigación

NO TEME POR LA INFANTA
"La situación de la Infanta debe de ser muy difícil", ha reconocido Mario Pascual, el abogado de Urdangarín. El letrado, que la semana pasada se reunió con los duques de Palma, considera, sin embargo, que "no veo por qué la infanta Cristina tiene que ser imputada" mientras que ve la situación de la mujer de Torres, imputada, "radicalmente distinta".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 19
Así va la investigación

MANTIENE SU CARGO
Pese a su imputación, Carlos García Revenga mantiene su puesto como secretario de las Infantas. La Casa Real dice que no se le acusa de ningún delito y que esperará a su declaración. Así lo ha hecho saber en un comunicado. Revenga se habría negado a dimitir porque se limitó a “obedecer órdenes”. Por otro lado, el Príncipe habría sido partidario de que dejara el puesto.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 19
En la encrucijada

La Casa Real muestra su distancia con Urdangarín. Su estrategia, a partir de ahora, es ir plantado cara a lo que vean como un ataque a la institución para defender su reputación.

Así lo declaró la semana pasada el asesor jurídico de la Casa del Rey, José Manuel Romero, quien negó que se hubiera prestado asesoramiento jurídico a Iñaki y reiteró que, por consejo del Rey, le aconsejó que acabara con sus negocios. Ahora, también se sitúa en el punto de mira ya que el juez decidirá si le cita tras escuchar a Torres.

Con tantos frentes abiertos, Cristina se siente inmersa en una encrucijada difícil de digerir, una situación que hace mella en su familia. De hecho, el Rey parece más serio que de costumbre.

El pasado jueves, saltaron las alarmas cuando visitó de urgencias la clínica Quirón en Madrid, pero en Zarzuela confirmaron que era un seguimiento rutinario a su lesión.

Por otra parte, desde Casa Real se ha negado que existan presiones a la infanta para que renuncie a sus derechos dinásticos o se divorcie de Urdangarín, tal y como afirman distintos medios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo