Todas las visitas del Rey al 'taller'

Don Juan Carlos está a punto de someterse a una nueva operación. Esta tarde ingresa para una intervención en la cadera izquierda, pero antes sigue cumpliendo con su agenda con su habitual buen humor. A largo de su vida, don Juan Carlos ha pasado 12 veces por el quirófano y ha sufrido diversos percances, muchos de ellos relacionados por su pasión por el deporte.

image

Don Juan Carlos está a punto de someterse a una nueva operación. Esta tarde ingresa para una intervención en la cadera izquierda, pero antes sigue cumpliendo con su agenda con su habitual buen humor. A largo de su vida, don Juan Carlos ha pasado 12 veces por el quirófano y ha sufrido diversos percances, muchos de ellos relacionados por su pasión por el deporte.

1 de 15
Sonrisas ante la nueva operación

Don Juan Carlos, a sus 75 años, conoce a la perfección qué es pasar por un quirófano, o por el "taller", como él lo llama con humor. Por eso, el día antes de tener que volver a ser operado de la cadera se mostraba relajado y sonriente, haciendo gala de su habitual buen sentido del humor en un acto oficial celebrado en el Palacio de La Zarzuela, el penúltimo antes de su regreso al hospital.

El Rey continúa con su agenda con normalidad hasta esta tarde, momento de ingresar en el Hospital Quirón de Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde será operado de la cadera izquierda, afectada por una infección después de la operación a la que se sometió hace unos meses para ponerse una prótesis.

Antes, esta mañana, recibe a 16 embajadores en el tradicional acto de presentación de cartas credenciales. Esta ceremonia tendrá una menor duración que en anteriores ocasiones para la comodidad del monarca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
Audiencia en Palacio

En la tarde del lunes 23 de septiembre, el Rey recibía en audiencia en el Palacio de La Zarzuela a los presidentes de las Cámaras de Representantes y de Consejeros del Reino de Marruecos, Karim Ghellab y Mohamed Cheikh Biadillah con motivo de su asistencia al II Foro Parlamentario Hispano-Marroquí, que se celebra en Madrid durante estos días.

Don Juan Carlos, que entró en la sala de Audiencias ayudado por sus dos muletas, comentó en francés al embajador marroquí en España, Ahmed Ould Souilem, que había recibido una llamada de Mohamed VI, interesado por su intervención quirúrgica. Después, recuperó sus muletas para continuar la reunión en privado, aunque no sin antes bromear con los periodistas.

"Bueno, pues hasta mañana, podéis venir de mecánicos si queréis", contestó cuando los medios le desearon suerte para su operación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
Un amplio historial médico

El rey don Juan Carlos sabe muy bien qué significa pasar por el hospital y por el quirófano, pero ha sido especialmente en los últimos tres años cuando sus problemas de salud se han resentido considerablemente ya que ha sido intervenido en ocho ocasiones por distintas dolencias.

La última vez que el monarca se sometió a una operación fue el pasado 3 de marzo, de una hernia discal en la clínica madrileña La Milagrosa.

En la mayoría de ocasiones, el paso del Rey por el hospital se ha debido a lesiones o accidentes relacionados con la práctica del deporte, en especial el esquí, la vela o el squash.

Aun así, don Juan Carlos siempre ha hecho gala de un excelente estado de salud, como año tras año se ha puesto de manifiesto en sus reconocimientos médicos, que siempre ha superado con un resultado "plenamente satisfactorio".

En esta imagen vemos al monarca en la XXII cumbre Hispanoamericana celebrada los pasados 16 y 17 de noviembre en Cádiz, donde anunció que iba "a pasar por el taller", precisamente para operarse de la hernia discal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Las caderas le han dado muchos problemas

Al Rey parece que le persigue la mala suerte en las caderas.
Don Juan Carlos fue intervenido de la cadera izquierda por primera vez en noviembre de 2012 para implantarle una prótesis, ya que sufría fuertes dolores por artrosis y desgaste y además, esto le provocaba problemas de movilidad. Entonces fue intervenido por el doctor Angel Villamor en el Hospital Quirón San José.

Meses antes, en abril de 2012, había sido operado en el mismo hospital y por el equipo médico de la cadera derecha, en aquella ocasión tras rompérsela en una cacería en Botsuana.

En la imagen vemos al monarca en el momento de su llegaba al hospital para operarse de la cadera izquierda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
El accidente en Botsuana

Otro paso del Rey por el quirófano se produjo el pasado 14 de abril. Don Juan Carlos fue operado en el Hospital USP San José de Madrid de la cadera derecha tras sufrir una aparatosa caída durante un viaje privado a Botsuana para participar en una cacería.

Según el comunicado de Casa Real,  don Juan Carlos "había sufrido una fractura en tres fragmentos de la cadera derecha, asociada a artrosis de dicha articulación", por lo que se le realizó una reconstrucción de los fragmentos de la fractura femoral, colocándose una prótesis de cadera.

Fue precisamente a la salida de su convalecencia (foto) cuando pronunció las conocidas palabras de disculpa: "Lo siento, no volverá a pasar".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
Sustos y accidentes: el último gran tropezón

El pasado 2 de agosto, don Juan Carlos sufrió un tropezón sin importancia cuando se disponía a realizar una visita oficial a la sede del Estado Mayor de la Defensa, situada en la madrileña calle de Vitruvio.

El monarca se dirigía al interior del edificio tras saludar a los periodistas que esperaban su llegada, algo que hizo que no advirtiera la existencia del fatídico escalón que finalmente lo llevó al suelo.

La accidental caída al suelo afortunadamente no tuvo practicamente ninguna consecuencia, salvo el susto y unos pequeños rasguños en la nariz y barbilla, y el Rey siguió su agenda con normalidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Un golpe muy llamativo

Otro de los 'accidentes' más llamativos del Rey en los últimos tiempos ocurrió en noviembre de 2011 cuando se golpeó en el ojo izquierdo, produciéndose el consiguiente moratón.

Don Juan Carlos se golpeó accidentalmente con el canto de una puerta en el Palacio de La Zarzuela cuando se disponía a abrirla y, desde el otro lado, un ujier la abrió para franquearle el paso.

Pese a lo llamativo de la lesión en el ojo, el Rey continuó con su agenda con absoluta normalidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
Problemas recientes en el talón de Aquiles

El 4 de septiembre de 2011, don Juan Carlos fue intervenido en el Hospital USP San José de Madrid del tendón de Aquiles de su pierna izquierda. La operación consistió en la reparación del tendón, y se hizo mediante cirugía abierta de reconstrucción y refuerzo con auto-injerto y plasma rico en factores de crecimiento.

Anteriormente, ante las molestias que sentía el Rey, se había inmovilizado el pie con una bota ortopédica especial, con la que se le pudo ver durante la visita del Papa Benedicto XVI a España; pero este tratamiento 'conservador' no funcionó y finalmente tuvo que operarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
Una prótsis en la rodilla derecha

El 3 de junio de 2011, don Juan Carlos 'visitó' el quirófano para operarse de una vieja lesión en su rodilla derecha que le provocaba fuertes dolores articulares.

La intervención se llevó a cabo por el doctor Ángel Villamor en la clínica USP San José de Madrid. Al monarca se le implantó una prótesis para corregirle los problemas de movilidad  que le estaban comenzando a afectar a sus actividades cotidianas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Una operación de pulmón

El 8 de mayo de 2010, don Juan Carlos fue operado del pulmón derecho para extirparle un nódulo, que finalmente resultó benigno. Ésta ha sido la operación más seria a la que se ha sometido en los últimos años y la superó con éxito.

La intervención se llevó a cabo en el Hospital Clínico de Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
El deporte, una pasión arriesgada

El Rey siempre ha mostrado su pasión por el deporte, en especial por el esquí, cuya práctica le ha 'pasado factura' en diversas ocasiones a lo largo de su vida en forma de caídas, golpes y lesiones.

A las nueve ocasiones en las que ha tenido que ser intervenido, se suma una multitud de ocasiones en las que don Juan Carlos ha tenido que permanecer de baja y someterse a largas rehabilitaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Otras operaciones destacadas

La primera operación importante de don Juan Carlos se produjo en 1981. El Rey tuvo que ser intervenido tras cortarse el nervio radial del brazo izquierdo al golparse con una puerta de cristal cuando jugaba al squash con el tenista Manolo Santana. La puerta se estalló y se cortó con uno de los fragmentos de cristal. Sufrió heridas en el tórax, muslo, antebrazo izquierdo, ambas manos y nariz; y estuvo un mes con el brazo escayolado.

En 1983, el Rey se hizo una fisura de un hueso de la pelvis tras sufrir una caída mientras esquiaba en Gstaad, Suiza. Estuvo un mes en la cama, sufrió molestias en el sistema urogenital y tuvo que pasar por el quirófano en diversas ocasiones hasta que, en 1985, estas molestias fueron atajadas mediante cirugía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
Más accidentes cuando esquiaba

En 1991, un desafortunado accidente en el que un esquiador anónimo chocó contra el Rey en la estación de Baqueira Beret. Sufrió una fractura por hundimiento de la meseta de la tibia derecha y tuvo que llevar muletas varios meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
Lesiones de todo tipo

A sus lesiones en las piernas y articulaciones por su pasión por el esquí, se suman otras menos importantes aunque igual de molestas. En 1995, don Juan Carlos sufrió una fractura en el cúbito y radio de la mano derecha al caerse debido a un inoportuno resbalón por una placa de hielo en la estación de Candanchú, Huesca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
Otros pequeños problemas

En 1977,  el Rey sufrió un brote de herpes en la cara, una infección crónica de origen viral que desde entonces, de vez en cuando, le provoca erupciones cutáneas. El último, el año pasado, cuando tuvo que dejarse barba durante unos meses.

En 1988 se dio un golpe en el ojo al golpearse con una rama mientras estaba de cacería en Suecia. Quedó con un ojo morado.

En 2001, el Rey también se sometió a una pequeña intervención para eliminar unas varices en la pierna derecha.

Hace un año se confirmó que don Juan Carlos sufre algunos problemas de audición y que, desde hacía algún tiempo, utiliza audífonos en ambos oídos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo