Cristina, así se ha preparado para librarse de la cárcel

La Infanta se ha sometido a un intenso entrenamiento con su defensa para declarar como imputada por un presunto delito fiscal y de blanqueo de capitales. Llega 'serena', aunque algo nerviosa, como reconocen sus abogados, y dispuesta a declarar "todo lo que sea pertinente".

image

La Infanta se ha sometido a un intenso entrenamiento con su defensa para declarar como imputada por un presunto delito fiscal y de blanqueo de capitales. Llega 'serena', aunque algo nerviosa, como reconocen sus abogados, y dispuesta a declarar "todo lo que sea pertinente".

1 de 15
Cristina, entrenada para evitar la cárcel

La infanta Cristina está preparada para su peor día. Este sábado 8 de febrero, a las diez de la mañana, bajará en coche la rampa que separa la calle del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, donde declarará como imputada, salvo un cambio de opinión de última hora por parte de la propia hija del Rey.

Tras los informes policiales para preservar al máximo la seguridad de la Infanta, el juez decano de Palma autorizó que no hiciera el paseíllo. Pero, según la fortaleza y el estado anímico en que se encuentre ese día, Cristina podría inclinarse por entrar a pie buscando tal vez demostrar que no tiene nada que ocultar.

Precisamente, su marido, Iñaki Urdangarín, tuvo la opción de hacerlo en coche las dos ocasiones en las que ha testificado ante el juez pero llegó a pie siguiendo en esa ocasión el consejo de su defensa y de la Casa del Rey.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
Cristina llegará a Palma el mismo sábado

A punto de presentarse ante el juez Castro, ya conocemos que la infanta Cristina, que estos últimos días ha estado preparando su declaración en Barcelona con sus abogados, viajará a Palma de Mallorca el mismo sábado.

Cristina volará a la isla, donde tiene previsto aterrizar a las 9.15 horas, 45 minutos antes de la hora fijada para estar en el juzgado.

La Fiscalía le pedirá 600.000 euros de responsabilidad civil
Este jueves hemos conocido que La Fiscalía Anticorrupción solicitará en su escrito de acusación definitivo que la Infanta Cristina sea considerada responsable civil subsidiaria. Es decir, se le reclamará la mitad de los ingresos obtenidos por su sociedad Aizoon -de la que es propiedad al 50% con Urdangarín- procedentes del Instituto Nóos entre 2003 y 2007, que se calculan en 1,2 millones de euros. Es decir, la cifra a la que podría hacer frente ronda los 600.000 euros.

La responsabilidad civil a título lucrativo sería abonada en caso de que Iñaki Urdangarin fuera finalmente condenado por malversación de fondos públicos a través del Instituto Nóos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
Una situación complicada... por todo

La situación para Cristina es ahora más complicada que cuando su marido declaró ante el juez Castro y los ánimos están más caldeados que cuando Iñaki Urdangarín se presentó ante el juez.

Como apuntan fuentes cercanas, la posibilidad de que la infanta  Cristina encuentre un ambiente en su contra con críticas o insultos puede desestabilizarla y minar la intensa preparación que ha recibido para enfrentarse al juez.

Estas mismas fuentes apuntan que suba o baje la rampa a pie no va a influir en la opinión pública, que ya ha tomado partido al respecto.

De hecho, habrá una protesta republicana en Palma tras la autorización dada a la Unidad Cívica por la República para concentrarse junto al juzgado. Además, se han acreditado más de 200 medios de comunicación para cubrir la comparecencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Esperan que no queden dudas de su inocencia

La intención de la Infanta Cristina era dejar hasta el último momento la decisión sobre cómo acceder al juzgado para centrarse al cien por cien en preparar su declaración. Lo que realmente le interesa a ella y a su defensa es que su declaración sea perfecta y que no quede lugar a dudas sobre su inocencia por presunto delito de fraude fiscal y blanqueo de capitales.

Se trata de cargos que están penados hasta con once años de cárcel. Por tanto, las jornadas de preparación de la duquesa de Palma han sido largas y exhaustivas para que llegue fuerte psicológicamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
Así ha preparado su declaración

Doña Cristina y sus abogados han estado trabajando En preparar a la perfección todos los aspectos de la declaración durante las jornadas de entrenamiento en las que la Infanta ha viajado desde Ginebra a Barcelona para prepararse con su equipo de abogados, encabezado por el prestigioso letrado y uno de los padres de la Constitución Miquel Roca.

Otro de los abogados de su defensa, Jesús María Silva, asegura que "no está tranquila, pero está serena ante los acontecimientos y dispuesta a declarar lo que sea pertinente".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
Así ha preparado su declaración

Con sus abogados, Cristina ha realizado un programa cuyo primer objetivo era que la hija del Rey se situara en un escenario nuevo para ella y alejado de su condición como Infanta. Para ello, le han detallado cómo es la sala donde declarará y que está presidida por un retrato de su padre, el rey Juan Carlos, así como quiénes estarán en la sala y el cargo que desempeñan.

Pero, sobre todo, han simulado con la duquesa de Palma intensas rondas de preguntas para evitar que caiga en contradicciones, y han repasado cada uno de los datos de Aizóon, la empresa en la que figuraba al 50 % con su marido y cuya actividad llevó al juez Castro a redactar un auto de 227 folios en el que argumentaba sus indicios para llamarla a declarar. Se han puesto al día en facturas, gastos o cuestiones fiscales sobre las que tendrá que responder.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Así ha preparado su declaración

Sabiendo lo incisivo que resulta el juez Castro (en la imagen) en sus interrogatorios, el objetivo de sus abogados es que doña Cristina llegue al juzgado lo más fuerte y preparada  posible.

José Castro, para quien los delitos que se le achacan a Iñaki difícilmente se hubieran cometido sin "el consentimiento de su esposa", la someterá a preguntas del siguiente estilo: "¿Firmaba sin leer los documentos que le daba su marido? Cuando firmaba las actas, ¿conocía su contenido? Aizóon pagó menaje, celebraciones familiares o clases de baile en su domicilio, ¿conocía de dónde salía ese dinero? ¿Contrató empleados de forma ilegal?"...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
Su declaración sólo se grabará en audio

La declaración de doña Cristina sólo se grabará en audio y no en vídeo, según ha decidido el juez a petición de los abogados de la Infanta pero en contra del sindicato Manos Limpias y del exsocio de Iñaki Urdangarín, Diego Torres. Además, impedirá la entrada en el juzgado de dispositivos electrónicos que puedan captar imágenes o sonidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
Su actitud le ha pasado factura

Cristina, que llegará a Palma el sábado para evitar dormir en la isla y quedarse en Marivent, no estará acompañada por nadie de la Familia Real.

Cuando declaró Urdangarín, ella estuvo con él en la isla, pero que su marido se deje ver a su lado sería contraproducente.

De hecho, Iñaki la acompañó cuando llegó a Barcelona, este martes, para ultimar los detalles de la defensa, pero ya ha vuelto a a Ginebra.

Precisamente, siempre se ha cuestionado su incondicional apoyo a Iñaki por delante de sus compromisos institucionales incluso ahora que él está pendiente de juicio.

Pese a todo, Cristina sabe que su actitud le ha pasado factura y es consciente de que pase lo que pase en su declaración, su papel en la Casa Real es irrecuperable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Iñaki ya pasó por ello

25 de febrero de 2012
Si se puede sacar algo positivo del difícil momento que viven los duques de Palma desde que la investigación del 'Caso Nóos' salpicara a Iñaki, es la fuerte unión que hay entre ellos.

Así se demostró ya en la primera declaración de Urdangarín como imputado el sábado 25 de febrero de 2012. Cristina quiso demostrarle su apoyo y le acompañó a la isla.

Pese a que podía haber llegado al juzgado en coche, Urdangarín lo hizo a pie y se paró ante los medios de comunicación congregados.

Fue un interrogatorio maratoniano que se extendió también al domingo 26 de febrero.

Al año siguiente, el duque de Palma volvió a comparecer ante el juez el 23 de febrero y quiso dejar limpio de nuevo el nombre de la Casa Real y de la Infanta. Él ahora seguro que también ha asesorado a Cristina sobre cómo vivir una situación tan delicada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
Sus fechas más críticas

23 de abril de 2013
El juez Castro imputa a la Infanta, pero dos días después recurre su actuación el fiscal anticorrupción Horrach y queda sin efecto en mayo, tras la decisión de la Audiencia de Palma.

7 de enero de 2014
José Castro imputa de nuevo a Cristina. Fija la fecha para declarar el 8 de marzo.

11 de enero de 2014
La defensa de la Infanta anuncia que no recurre y pide declarar lo antes posible. Se adelanta la fecha al 8 de febrero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Una pareja unida pese a todo

La infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín están unidos por encima de todo. Así lo demostró el 26 de octubre, en su primera aparición social en la boda del hijo del presidente del Grupo Planeta en Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
El peor momento para la Familia Real

El rey retoma su agenda exterior
30 de enero
Don Juan Carlos no gana para disgustos en los últimos tiempos. Ve cómo la institución se ha visto tocada por el tema Urdangarín y cómo las encuestas revelan que ha empeorado la imagen de la Monarquía.

Su delicada salud y sus operaciones también le han pasado factura. Al menos, va mejorando físicamente y el pasado 30 de enero apareció en una audiencia sin muletas (en la imagen). Además, el 11 de febrero retoma su agenda exterior con un viaje a Lisboa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
El peor momento para la Familia Real

La Reina, triste pero gran profesional
29 de enero
A doña Sofía la situación de los duques de Palma le produce tristeza y, al parecer, está pasando el peor momento de su vida.

La Reina visita a su hija y a su familia siempre que puede y desempeña su papel de madre y abuela con naturalidad. Pero eso no le impide cumplir con sus obligaciones, como la semana pasada en una reunión de trabajo con la Gerencia y los responsables de los proyectos de la Fundación Centro de Investigación en Enfermedades Neurológicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
El peor momento para la Familia Real

Los Príncipes, al margen
28 de enero
Al igual que los demás miembros de Casa Real, Felipe y Letizia no tienen previsto ningún acto oficial el 8 de febrero, día de la declaración de Cristina. Así evitarán cualquier tensión si se les pregunta por el tema.

Los Príncipes de Asturias, que la semana pasada presidieron juntos un acto en Las Palmas mientras los rumores apuntaban a una crisis entre ellos, se han posicionado siempre en contra de la Infanta y de Iñaki.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo