Los nuevos Reyes pasarán el verano viajando por trabajo

Poco a poco se van conociendo datos de cómo será la proclamación de Felipe VI, que se celebrará el 19 de junio; las futuras funciones de don Juan Carlos y la nueva vida de los Príncipes, que harán una gira de presentación por España y el extranjero en julio y agosto.

image

Poco a poco se van conociendo datos de cómo será la proclamación de Felipe VI, que se celebrará el 19 de junio; las futuras funciones de don Juan Carlos y la nueva vida de los Príncipes, que harán una gira de presentación por España y el extranjero en julio y agosto.

1 de 8
Verano intenso

A los nuevos Reyes de España –en la imagen, en un viaje a la isla de El Hierro– este verano les toca trabajar duro. La pareja se quedará sin vacaciones ya que en julio y agosto realizarán una gira por España y el extranjero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Los países vecinos, los primeros en visitar

Una portavoz de La Zarzuela ha informado en la mañana de este 5 de junio de algunos de los planes para los nuevo Reyes en sus próximos meses.

La pareja visitará probablemente los países vecinos de Francia, Marruecos y Portugal los primeros, aunque la gira se definirá tras la proclamación de Felipe VI. 

También está previsto que asistan a la ciudad belga de Lieja el 4 de agosto para conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial. 

De esta forma seguirán la línea de Máxima y Guillermo de Holanda y Felipe y Matilde de Bélgica, que se han presentado como nuevos reyes dentro y fuera de sus fronteras.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Recorrerán el mundo

Desde mayo del 2004 a mayo de 2014, los Príncipes de Asturias –en la imagen en Mallorca de 2013 con sus hijas– han estado juntos en 4 continentes y han hecho 73 viajes al extranjero a un total de 38 países.

A partir de ahora las cifras de sus viajes se multiplicarán.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Ceremonia en el Palacio Real

El portavoz de La Zarzuela también ha informado de cómo se desarrollará la proclamación de Felipe VI, que será el 19 de junio.

El Congreso discutirá la ley de abdicación el 11 de junio, después el Senado fijará fecha para votar la misma ley y tras este requisito el Rey la sancionará.

El acto de sanción se celebrará el 18 de junio en el Palacio Real.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Capitán General de los tres Ejércitos

En el momento en que don Juan Carlos sancione la ley de abdicación, Felipe pasará autómaticamente a ser Rey y se convertirá en Capitán General de los Ejércitos.

Su hija Leonor también herederá automáticamente todos los títulos de su padre, entre ellos pasará a ser princesa de Asturias.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Ceremonia en las Cortes, discurso de don Felipe y desfile

La proclamación del nuevo Rey, que probablemente vestirá el uniforme de capitán general de los Ejércitos, se producirá en un acto solemne en las Cortes sin la asistencia de jefes de Estado extranjeros porque, según La Zarzuela, ''no hay espacio en las tribunas del Congreso ni tiempo''.

En la proclamación, donde Felipe estará acompañado de su mujer y sus hijas y no está confirmada la asistencia de don Juan Carlos y doña Sofia, sólo se utilizarán como elementos simbólicos la corona y el cetro.

Tras la sesión el nuevo Rey pronunciará un discurso y habrá un desfile a las puertas del Congreso, lo que no habrá –al contrario que en la proclamación de Juan Carlos I- es una misa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Felipe VI decidirá las funciones de sus padres

Tras la proclamación, a la que la Zarzuela no ha aclarado si irá la infanta Cristina, el nuevo Rey decidirá la nuevas funciones de don Juan Carlos.

También decidirá entonces su sueldo, que este año ha ascendido a 7,7 millones de euros, que forman parte de la asignación que la Casa Real recibe del Gobierno.

Felipe también decidirá las tareas de doña Sofía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Será aforado

El Rey no recibirá, al parecer, el título de su padre, el conde de Barcelona, ya que ha mostrado su deseo de no tener ningún título nobiliario.

Por otro lado, aunque perderá su inmunidad en cuanto abdique, probablemente será aforado, y por tanto sólo podrá ser juzgado por un Tribunal Superior de Justicia o por el Tribunal Supremo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo